Venta 'online'

Kazaa da un primer paso hacia la legalidad al vender películas y música de la India

La compañía Sharman Networks, creadora del sistema de intercambio de archivos Kazza, ha anunciado que en breve empezará a vender películas y canciones de la India. El anuncio puede parecer exótico, pero tiene una doble trascendencia.

Por un lado, se trata de la primera vez que Kazaa vende legalmente productos audiovisuales. Hasta ahora, el sistema interconectaba de forma anónima a sus usuarios para que pudieran intercambiar las canciones o los vídeos entre ellos. Así, la tecnología P2P (peer to peer, puerto a puerto) ha permitido la proliferación de la distribución de música y cine por Internet de manera gratuita e ilegal.

A pesar de que se ha intentado, jurídicamente no se puede impedir la actividad de la compañía: no es ella la que distribuye música, sino que son sus usuarios quienes ofrecen por su cuenta y riesgo los archivos. Por ello, cuando la Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos (la RIAA) lanzó su campaña de demandas contra el intercambio ilegal de archivos en la Red, se dirigió directamente contra los internautas y no hacia los responsables de Kazaa y otros sistemas similares.

Primer cine del mundo

Por otra parte, Sharman Networks ha firmado su alianza con la primera industria cinematográfica del mundo. Por volumen de producción, Bollywood (como se llama a los estudios del área de Bombay) supera con creces a Hollywood; y sus películas copan las carteleras de la práctica totalidad de Asia, con la notable excepción de China. Aunque las ventas en el resto del mundo son muy pequeñas, en los últimos años sus producciones estelares empiezan a llegar a Occidente con la consiguiente preocupación de los grandes productores estadounidenses.

La primera película de Bollywood que podrá verse en las pantallas de los internautas será Supari, uno de los éxitos del año en India. El precio (tanto de este largometraje como de cualquier otro) es de 2,99 dólares (unos 2,50 euros) por la película completa; el trailer y material audiovisual sobre la producción corren por cuenta de la casa.

Pero además, Kazaa también ofrecerá las canciones de las películas, que suelen contarse entre los discos de más éxito en un país donde la comedia musical es tanto o más popular que en Broadway. El precio será de 99 centavos (unos 85 céntimos de euro), es decir, el mismo que cobran las tiendas online de música en EE UU como, por ejemplo, iTunes.