Negocio

Indra potencia su área de formación 'online' mediante una alianza con Docent

Indra ha decidido redoblar su apuesta por el e-learning y ha dado a conocer esta semana un acuerdo con la estadounidense Docent, uno de los líderes mundiales en plataformas tecnológicas de formación online. Según la compañía española, el mercado del e-learning empieza a despegar tras 'pasar su sarampión de Internet'.

Creemos que es el momento de apostar fuertemente por la formación online', explica Francisco Regidor, director de e-business de Indra. Tras una mala coyuntura económica y una falta de estándares que han retrasado su despegue, el llamado e-learning empieza a crecer como negocio y la compañía española se ha propuesto alcanzar una 'posición de liderazgo'.

Según el directivo de Indra, la formación en línea va a ser un segmento de negocio interesante para el próximo año. 'Las previsiones del sector indican que se generarán unos ingresos de entre 80 y 100 millones de euros, y queremos tener una cuota relevante'.

Para ello, la empresa tecnológica española espera capitalizar la experiencia que ya tiene en este negocio -con su oferta Indra ecampus y su participación del 5,65% en la compañía española especializada en formación en línea Cadmo-, completándola con un acuerdo con la firma estadounidense Docent, una de las empresas líderes a escala internacional en plataformas tecnológicas de formación.

La alianza se ha dado a conocer esta semana y ambas compañías explican que van a desarrollar estrategias conjuntas para la implantación de soluciones de formación online en el mercado español, algo que harán también extensible para el mercado europeo y latinoamericano.

'Con este acuerdo queremos completar la cadena de valor del e-learning y poder dar una oferta integral a nuestros clientes', añade Regidor. 'Ahora estamos preparados para ofrecer servicios de consultoría, implantación de tecnología y desarrollo de contenidos formativos, así como externalización de servicios de gestión del aprendizaje, porque la tendencia parece que es la subcontratación', añade el directivo.

La compañía española, que prevé poner en marcha una campaña de marketing tras el verano para impulsar sus servicios de e-learning, dirigirá su oferta inicialmente a las grandes compañías, quienes habitualmente conforman su cartera de cliente, pero están trabajando también en una versión específica para cubrir las necesidades del mercado de la empresa mediana. En este sentido, la compañía española está valorando ofrecer sus servicios de formación online bajo un modelo de proveedor de servicio de aplicaciones (ASP), ofreciendo las soluciones a través de Internet, y cobrando por su uso.

Piloto con clientes

Indra, que este año va a invertir un millón de euros en e-learning, explica que va a desarrollar algunos proyectos pilotos con clientes, al mismo tiempo que tratan de completar su oferta de contenidos. 'No es que vayamos a ser exactamente un fabricante de contenidos -aunque produzcamos algunos para ciertos mercados-, pero sí vamos a coordinar el trabajo o seremos el interlocutor entre nuestros clientes y las empresas que desarrollan el material formativo', añade Francisco Regidor.

Aunque Indra no creará, según explica el directivo, una unidad de negocio específica para atacar el mercado del e-learning (esta área de negocio lo integrará en el centro de competencia e-business), 'sí hemos reforzado los recursos específicos y hemos creado una pequeña unidad de coordinación formada por 12 personas'.