Encuentro

España y Marruecos normalizarán sus relaciones al más alto nivel en octubre

Aznar escogió ayer el bello paraje de Quintos de Mora (Toledo) para recibir al primer ministro del reino de Marruecos. Este encuentro, el primero que los mandatarios de España y Marruecos celebran desde mayo de 2000, ha estado precedido de múltiples desencuentros y malentendidos y Aznar quería demostrar ayer que está dispuesto a salvar los recelos que le acompañan desde que el país vecino anunció que retiraba su embajador de Madrid.

La agenda del día, que se vio interrumpida por una comida en la que no faltó el gazpacho, la paella y el té a la menta, estuvo marcada por el repaso de las relaciones comerciales y financieras, las relaciones entre Marruecos y la UE, el proceso de paz en Oriente Próximo y un tema menor pero de gran trascendencia para la industria turística española. Se trata de la decisión de España de apoyar la candidatura de Marruecos para que se celebre allí el mundial de fútbol de 2010.

Marruecos gastará 1.000 millones de euros sólo en poner a punto sus inversiones deportivas. En la CEOE ya trabajan en un plan de desarrollo de la zona.

Los dirhams burgaleses

Por otra parte, Burgos y Marruecos están más cerca de lo que parece. En la Fábrica de Papel de Alta Seguridad burgalesa, dependiente de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), se ha producido el papel empleado para la impresión de buena parte de los actuales billetes marroquíes, ilustrados con la efigie del anterior monarca alauí, Hassan II.

Pero con la llegada del euro, la fábrica española ha dedicado los últimos años la mayor parte de su esfuerzo exportador a Europa, abandonando la producción de papel para dirhams y centrándose en los billetes de euro.

Sin embargo, coincidiendo con un mayor acercamiento diplomático y empresarial entre Marruecos y España -como muestra la visita de Jettu o la adquisición por Altadis del monopolio tabacalero del país vecino- la FNMT anunció ayer que se ha adjudicado la producción del papel de los nuevos billetes de 20, 50 y 100 dirhams ilustrados con el rostro del nuevo monarca, Mohamed VI.

La FNMT no ha facilitado el dato de a cuánto asciende el contrato 'por cuestiones de competencia'. Desde la planta de Burgos saldrá el papel con la marca de agua y otras medidas de seguridad destinados a Marruecos, donde serán impresos los nuevos dirhams. Francisco Prieto, director de ventas de la FNMT, estima en 100 toneladas la cantidad de papel que se va a convertir en dinero marroquí. A este contrato hay que añadir la adjudicación, comunicada también ayer, de la fabricación del papel para los billetes de 20 euros solicitada por el Banco de Portugal.

La producción del papel para los billetes de euro supuso para la fábrica de Burgos, que celebra este año su 50 aniversario, un reto e impulsó nuevas inversiones, gracias a las cuales es una de las ocho acreditadas en el mundo para producir el euro.

Desde 1998 se ha fabricado en Burgos papel para más de 5.500 millones de billetes europeos, un 30% destinados a la exportación. En la actualidad es una de las pocas que ha fabricado papel para las siete denominaciones de euro (algo que sólo han logrado otras dos fábricas europeas). Además cuenta con la homologación de bancos nacionales como el de México, Colombia, Perú, Argentina, Chile, Turquía, Nigeria, China o Filipinas.