Valores a examen

Morgan Stanley apuesta por Iberdrola

Morgan Stanley ha reiniciado la cobertura de Iberdrola con una recomendación de sobreponderar y un precio objetivo de 18,5 euros por acción. Esta valoración, obtenida a través del método de suma de las partes, concede a los títulos de la compañía eléctrica un potencial de subida del 25,25% con respecto al precio al que cerraron ayer.

Los analistas del banco de inversión estadounidense señalan que el sector de servicios públicos español es el más atractivo de Europa y que Iberdrola es su valor favorito dentro de este mercado. 'Iberdrola es la única eléctrica española que reinvierte el flujo de caja que generan sus operaciones y sus desinversiones en oportunidades de crecimiento, principalmente en centrales de ciclo combinado de gas natural (CCGT) y energías renovables, mientras que el resto lo utiliza para rebajar su deuda', apunta.

Iberdrola cotiza con descuento respecto al sector eléctrico europeo, según las previsiones de Morgan Stanley para 2003. Los multiplicadores de Iberdrola serían de 6,4 veces en términos del valor de la empresa sobre Ebitda, con un PER de 11,2 veces y una rentabilidad por dividendo del 4,8%, mientras que la media del sector se sitúa en 7,1 veces, 12,2 veces y 5,3%, respectivamente.

La firma de Bolsa reinicia la cobertura de la compañía tras el fracaso de la opa de Gas Natural, con una recomendación de sobreponderar y un precio objetivo de 18,5 euros

Morgan Stanley ha reiniciado la cobertura de Iberdrola días después de que Gas Natural retirase su opa tras el veto de la Comisión Nacional de la Energía. Tras conocer el fracaso de la operación, Iberdrola reafirmó que su objetivo es cumplir con el plan estratégico previsto para 2002-2006. 'Creemos que la estrategia de la compañía es coherente, y que la implementación del plan estratégico debería crear valor para sus accionistas', según los analistas.

Morgan Stanley destaca que Iberdrola va por delante del calendario previsto en la puesta en práctica de su plan estratégico. La compañía ha mejorado, por ejemplo, su objetivo de eficiencia operativa, al reducir su ratio gastos operativos/ventas netas desde el 12,2% a finales de 2001 al 10,7% actual. El objetivo recogido en el plan estratégico es alcanzar el 9,6% en 2006.

Por otro lado, a finales de marzo la plantilla de Iberdrola estaba compuesta por 9.308 empleados, frente a los 9.685 trabajadores de finales de 2001. El objetivo es tener una plantilla de 8.936 personas a finales de 2006.

'Iberdrola es la compañía mejor situada para beneficiarse del nuevo marco tarifario aprobado por el Gobierno a finales de 2002', según Morgan Stanley, 'porque tiene el más ambicioso y avanzado programa de construcción de generadores de ciclo combinando y de energías renovables en España'.

El banco de inversión estadounidense destaca como uno de los puntos más positivos de Iberdrola su situación financiera. El apalancamiento de la compañía, entendido como la deuda neta sobre la capitalización bursátil, es del 84%, mientras que la media del sector es del 150%. 'Iberdrola tiene la situación financiera más saneada del sector eléctrico español, lo que le permite reinvertir para continuar con el crecimiento dentro del mercado doméstico'.

Entre los principales riesgos de este valor, Morgan Stanley señala posibles cambios en el marco regulatorio de las centrales de ciclo combinado y la exposición a Brasil. 'Una depreciación adicional del 10% del real frente al dólar nos llevaría a rebajar nuestro precio objetivo en un 1%', advierten desde esta firma de Bolsa.