Negocio

Las tecnológicas no levantan cabeza

Los resultados vuelven a ser malos en el primer trimestre. Freno en las ventas, caída de beneficios, pérdidas... la guerra de Irak y la crisis económica, principales culpables

La mayor parte de las empresas tecnológicas han presentado ya sus resultados del primer trimestre. Y no han sido buenos. Las pérdidas han afectado tanto a corporaciones estadounidenses como europeas y de todos los segmentos de negocio. De las principales firmas del índice tecnológico del S&P 500, el fabricante de chips Micron Technology sufrió las mayores pérdidas, más de 563 millones de euros, por delante de su competidora AMD, de Lucent Technologies, del fabricante de ordenadores Gateway, de Palm y de Solectron.

En Europa, Ericsson, que lleva ocho trimestres consecutivos perdiendo dinero, Alcatel y la empresa de semiconductores germana Infineon también sufrieron unos enormes números rojos, entre 328 y 471 millones. Al mismo tiempo, la caída de ventas ha sido generalizada en los dos lados del Atlántico. A las sociedades citadas se unen gigantes como Intel, Motorola, Nortel, Siebel, PeopleSoft, Sun, SAP, Siemens o Nokia.

Eso sí, en medio de la tormenta, algunas firmas lograron salir de las pérdidas como Sun Microsystems, Texas Instruments, Nortel (tras 13 trimestre de números rojos) o Yahoo. Esta última junto a otras empresas de Internet como Amazon o eBay fueron algunas de las que mejor se comportaron hasta marzo. Firmas clásicas como IBM o Microsoft mantuvieron su tendencia de crecimiento, si bien los ejecutivos de esta última han alertado de que la incertidumbre seguirá en los próximos meses.

¿Cuáles son los motivos? Un informe de Gartner Group dibuja un escenario en el sector de las tecnologías de la información (TI) atenazado en el primer trimestre por la guerra de Irak y la incertidumbre sobre la recuperación económica de EE UU y en el resto del mundo. Según estos expertos, sólo cuando mejore la situación se producirá una revitalización del gasto en las TI. La extensión de la gripe asiática también ha podido influir negativamente. La firma de componentes de chips Novellus Systems ha advertido de la histeria por la enfermedad señalando que en el segundo semestre podría producirse un recorte en los pedidos del 20%.

Inversiones congeladas

La mayoría de analistas coinciden en que las empresas de casi todos los sectores han congelado la inversión en tecnología. Por ejemplo, la agencia de calificación Standard & Poor's rebajó a negativa la perspectiva de Siebel por la caída de los ingresos por la venta de licencias de sus soluciones. 'Este problema afecta a muchas empresas de software', explican fuentes del sector. Y este freno está unido al revés sufrido por las compañías de hardware. Un dato: la consultora IDC señala que las ventas de ordenadores portátiles y agendas electrónicas cayeron un 21,3% en el primer trimestre.

También la congelación del gasto de capital por parte de las telefónicas, sobre todo las europeas, ha sido la culpable de que sus proveedores de equipos hayan visto cómo las cuentas de resultados se resentían hasta marzo. Nokia, una de las firmas que parecía intocable hace poco más de un año, vio cómo caía cerca del 20% la facturación de su filial de redes.

Otro de los motivos de los retrocesos ha sido la caída de los precios, por lo menos en áreas de negocios como los microchips. Una de las afectadas es Infineon, que vio cómo caía la facturación por la venta de sus chips de memoria.

Para hacer frente a la situación, muchas compañías han aprobado duras reducciones de plantilla. La última fue Ericsson, que ha anunciado el despido de otros 13.000 trabajadores. Y ya van más de 40.000 desde 2000. En todo el sector de los fabricantes de equipos, el número de puestos de trabajo destruidos desde el inicio de la crisis ha superado los 200.000.

Junto a Ericsson, en la lista de empresas que han destruido empleo en 2003 figuran Nokia con más de 2.000 despidos, Solectron con 12.000 (cerrando fábricas), Applied Materials y Celestica con 2.000, Gateway con 1.900, Agilent con 4.000 o PeopleSoft con 200. La estrategia, reducir gastos. Un informe de BBVA Bolsa pone un epígrafe muy descriptivo: 'La tecnología sigue siendo una historia de reestructuración de costes'.

Ahora, las dudas se centran sobre los resultados de los próximos trimestres. Para muchas empresas no está claro y la prueba está en que, tras presentar sus cuentas hasta marzo, han recortado sus previsiones de beneficios para el ejercicio. Microsoft, Gateway, Oracle, Siebel, BMC Software, ST Microelectronics o Networks Associates. En línea similar, Qualcomm ha pronosticado que venderá durante este trimestre 23 millones de chips para teléfonos móviles, una cifra inferior a las previsiones realizadas por la firma previamente. 'Los ejecutivos se están poniendo la venda antes de que se produzca la herida', advierte un gestor de fondos de la Bolsa de Madrid que desconfía de la recuperación a corto y medio plazo.

Su opinión es similar a la de diversos bancos de inversión y consultoras, que en las últimas semanas han expresado temores por la evolución de los distintos negocios. La casa de Bolsa estadounidense JMP Securities recortó un 5% las previsiones de ingresos por licencias de la industria del software. De manera parecida, Smith Barney rebajó sus recomendaciones sobre las empresas del segmento de los chips a causa del deterioro del mercado de ordenadores y teléfonos móviles. Y aún más, estos analistas han alertado del incremento de los inventarios de las firmas en sus fábricas.

Sólo tres días después, la patronal estadounidense Semiconductor Industry Association rebajó su previsión de crecimiento para 2003 del área de los chips. Y no se puede olvidar que este segmento es uno de los motores del sector de las TI. Habrá que esperar al final del segundo trimestre.

El riesgo de sufrir otra burbuja

Muchos analistas en Estados Unidos y Europa han advertido en las últimas semanas de la formación de una nueva burbuja en Internet, no del tamaño de la generada a finales de la década de los noventa, pero sí con un alto riesgo para quienes decidan apostar por este tipo de valores.

En lo que va de año, y al calor de las expectativas de resultados, los títulos de Yahoo se han revalorizado un 54% en el Nasdaq por un 55% de los de Amazon. Las acciones de eBay han subido casi un 40%.

Las dudas de estos expertos vienen por la posibilidad de que estas cuentas no sostengan las subidas. Aunque, lo cierto es que para algunas de las grandes compañías de Internet de EE UU, el primer trimestre ha sido muy bueno. EBay, gigante de las subastas online, duplicó sus ganancias hasta 104 millones de dólares. Al mismo tiempo, sus ingresos crecieron un 94%, situándose en 476 millones. 'El beneficio ha superado las expectativas', reza un informe de Bankinter que recuerda, además, que eBay ha incrementado sus expectativas de resultados para los próximos trimestres del año.

Yahoo logró un beneficio de 46,7 millones de dólares tras haber sufrido unas pérdidas de 53 millones en el primer trimestre de 2002. También su facturación se disparó desde los 192 a los 282 millones, muy por encima, por ejemplo, de las previsiones realizadas por los analistas de Thomson First Call. Y el crecimiento se notó en todas las áreas: marketing, tarifas por servicios premium, empleo (por la adquisición de HotJobs)... Incluso, Yahoo ha elevado sus pronósticos de ingresos para 2003.

Amazon.com redujo sus pérdidas más de lo esperado e incrementó sus ingresos un 28%, superando los 1.083 millones de dólares. Es más, sus ejecutivos creen que 2003 será el primer año en que la compañía gane dinero.

¿Evitarán estos resultados la burbuja? Ahí está la duda.