Resultados

Deutsche Bank duplicó su beneficio por el recorte de gastos y la venta de activos

Deutsche Bank, primer banco de Alemania y uno de los mayores de Europa, alcanzó en 2002 un beneficio antes de impuestos de 3.549 millones de euros gracias a la venta de activos, casi el doble que en el anterior ejercicio, según ha informado hoy la entidad.

El beneficio neto ascendió a 397 millones de euros, frente a los 167 millones de 2001. Durante el pasado ejercicio, las provisiones para insolvencias se duplicaron hasta los 2.091 millones de euros , mientras que el margen de intermediación bajó un 16,6%, hasta los 7.186 millones de euros.

Deutsche Bank ha añadido que el beneficio antes de impuestos del último trimestre de 2002 fue de 237 millones de euros , frente a las pérdidas de 1.113 millones de euros (1.200 millones de dólares) del mismo periodo de 2001.

Política de reducción de costes

El banco germano ha reconocido que esta mejora se debió a la venta de participaciones, al señalar que "los ingresos generados por la venta de actividades periféricas y de participaciones industriales fueron utilizados para reforzar la actividad operativa y el balance".

Deutsche Bank vendió activos por importe de más de 8.000 millones de euros en 2002. Sólo en el cuarto trimestre, los ingresos por estas operaciones se elevaron a 530 millones de euros. En este período Deutsche Bank se deshizo de una participación del 9,3% en Deutsche Boerse y del 7,5% de Continental.

Josef Ackermann, presidente de Deutsche Bank desde el pasado mayo, ha destacado el buen comportamiento del banco "en un momento de dificultades en los mercados financieros" y ha señalado que la entidad se encuentra ahora en una buena posición gracias a su estrategia de concentración en el negocio básico. Ackermann ha afirmado que Deutsche Bank ha iniciado bien el 2003, si bien no dio detalles más concretos. Además añadió que "no es el momento" de planear grandes fusiones entre bancos alemanes y que las entidades financieras "tienen tiempo" para prepararse para una consolidación del sector.

El banco alemán propondrá el pago de un dividendo para los accionistas de 1,30 euros por acción para 2002, el mismo que el año anterior.