_
_
_
_
_
Previsión

Alcatel anuncia pérdidas operativas para 2002 y un nuevo ajuste de plantilla

Jean Pascal Beauffret, director financiero de Alcatel, ha manifestado que el grupo de telecomunicaciones francés cerrará el ejercicio de 2002 con pérdidas operativas, a causa de "la coyuntura en la que se encuentra el sector de las telecomunicaciones". Alcatel anunció beneficios para este ejercicio en abril pasado. Esta revisión a la baja de las previsiones se suma al anuncio de un plan de reestructuración de la compañía para recortar gastos en un 12%, que incluye una nueva reducción de plantilla.

El fabricante francés recortará unos 10.000 puestos de trabajo de aquí a finales de 2003, una reestructuración que se uniría al plan de ajuste que a finales de 2002 prescindirá de 34.500 personas. De aplicarse todos los ajustes, la plantilla quedaría configurada en 70.000 empleados.

Alcatel, que tuvo unas pérdidas operativas de 343 millones de euros en los tres primeros meses del año, prevé una mejora en el segundo trimestre, recortando las pérdidas en 100 millones. Beauffret indicó que "el crecimiento de la inversión de los operadores y la ralentización del mercado deberán conducir a una cifra de negocio más baja que la prevista".

Las provisiones para hacer frente a las reestructuraciones pasarán a 1.200 millones de euros este año, en lugar de los 600 millones de euros previstos inicialmente.

Alcatel completa la venta de microelectrónica a STMicroelectronics

 

 

El fabricante francés de equipos de telecomunicaciones, Alcatel, ha completado la venta de su negocio de microelectrónica a la firma STMicroelectronics. La operación, por valor de 390 millones de euros recibió el visto bueno de las autoridades comunitarias y estadounidenses de la competencia.

 

 

 

Mediante dicho acuerdo, Alcatel y STMicroelectronics cooperarán en el desarrollo de ciertos componentes de procesadores. La filial de Alcatel vendida a STMicroelectronics tiene su sede en Bélgica.

 

 

 

La cotización de Alcatel se desplomó hoy un 16,47% y cerró a 7,81 euros en la bolsa de París tras anunciar pérdidas de explotación este año, en lugar de volver a la senda de los beneficios, por el deterioro del mercado de las telecomunicaciones.

 

El plan de recorte de plantilla, que se suma a la supresión de casi 35.000 empleos entre 2001 y este año, fue denunciado por los sindicatos, que criticaron los "mecanismos puramente financieros que destruyen de forma irreversible el patrimonio humano" de la sociedad.

 

 

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_