El banco Cortal prevé captar al menos 10.000 clientes este año

El banco francés BNP Paribas vuelve a la carga en España. A través de su filial electrónica, E-cortal, abrirá cinco oficinas en España hasta 2004 y prevé captar al menos 10.000 clientes hasta finales de año a través de una oferta basada en cuentas corrientes y fondos de inversión.

E-cortal, la división por Internet del mayor banco francés, BNP Paribas, no será rentable en España hasta el año 2004, según los cálculos del director de Cortal para España, Jean Cristophe Gougeon. Estos son cálculos aproximados, ya que los responsables de la filial española no se atreven a concretar sus estimaciones. "El mercado de banca por Internet en España es más duro que en Francia, sobre todo en precios", afirmó Gougeon. Eso lo sabe la matriz, BNP Paribas, que hace dos años tuvo que vender 61 de sus oficinas a Caixa Galicia por su falta de rentabilidad.

Por eso, el banco se implantará en España fundamentalmente por Internet, aunque también con una pequeña presencia en oficinas. Este año abrirán una sucursal en Madrid y otra en Barcelona y esperan tener una red de cinco en los próximos tres años. En la sucursal de Madrid, E-cortal contará con 25 empleados.

No parecen haber calado muy hondo las críticas del copresidente del BBVA, Francisco González, quien durante la junta de accionistas del pasado fin de semana se quejaba de que los bancos extranjeros están usando Internet para expandirse en España ofreciendo depósitos de alta remuneración.

No obstante, E-cortal no entra exactamente dentro las críticas de González, ya que la entidad francesa no usará los depósitos de alta remuneración para competir con sus rivales.

Tampoco concederá créditos. Su oferta descansará sobre tres pilares: fondos de inversión, intermediación bursátil y cuentas de ahorro, aunque no dispondrá de la primera cuenta hasta dentro de un mes.

En el negocio de fondos, la división española comercializará los procedentes de Luxemburgo y, además, están negociando con siete gestoras para vender sus productos. Por último, el banco venderá segurfondos (unit linked, seguros de vida ligados a fondos de inversión).

E-cortal, como el resto de entidades financieras extranjeras, ha decidido aprovechar los bajos costes de Internet para incrementar el volumen de negocio de sus servicios de compraventa de valores, ofreciendo en la Red unas tarifas inferiores a las de los canales tradicionales.

El banco francés ha establecido una comisión mínima para compraventa de acciones en el mercado nacional de entre cinco euros (832 pesetas) y 7,5 euros (1.248 pesetas), dependiendo de si la operación es a precio de mercado o a precio establecido. Esta entidad cobra una comisión de custodia semestral del 0,20% sobre el valor de la cartera.

En 2000, la facturación de E-cortal ascendió a 7.961 millones de pesetas (48,6 millones de euros), lo que supone un incremento del 38% respecto al ejercicio anterior. Los ingresos netos por actividades bancarias alcanzaron 21.461 millones de pesetas (131 millones de euros), es decir, un 24% más. La entidad tiene 600.000 clientes, es el primer intermediario bursátil de Francia y el cuarto de Bélgica.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En