Wearables para que los padres vigilen a sus hijos

Se trata de un reloj inteligente que permitirá conectar a los padres con sus hijos con tan solo pulsar un botón. Grandes empresas se lanzan a por este mercado, lo que confirma la oportunidad de negocio y los nuevos emprendimientos que pueden darse en los próximos años en este sector.

Wearables para que los padres vigilen a sus hijos

Padres e hijos podrán estar conectados con un dispositivo que funciona con tan solo pulsar un botón. Se trata del reloj inteligente Filip Technologies para niños que se encargará de comercializar Telefónica. Así lo ha anunciado la compañía en el Mobile World Congress que se celebra en Barcelona, y que confirma un nuevo objetivo de negocio al que se apuntan tanto grandes empresas como nuevos emprendedores: los 'wearables'.

Esta solución está pensada para menores de entre 4 y 11 años y facilitará el contacto permanente entre padres e hijos gracias a que cuenta con teléfono y localizador. En caso de emergencia podrán comunicarse a través de una llamada de voz o con un mensaje directo. Telefónica se ocupará de comercializar este reloj inteligente en los distintos países en los que opera. La intención es que comience en Europa para más tarde expandirse por el resto de mercados. España será uno de los primeros países en los que se venda, aunque desde la multinacional aún no han concretado fechas de salida ni precios.

En Estados Unidos, con AT&T, que se trata de la operadora con la que Filip Tecnologies mantiene un acuerdod de colaboración, el precio de este dispositivo será de 149 dólares, con una cuota mensual de 10 dólares por el servicio. Desde Telefónica aseguran que se trata de un servicio en el que el adulto puede tener controlado al niño gracias a la aplicación instalada en el móvil, además de elegir cinco contactos de confianza con las que el menor podrá comunircarse.

El consejero delegado de Filip Tecnologies, Jonathan Peachey, asegura que el objetivo era poner en funcionamiento un producto "simple" que permitiese a los padres tener controlados a los hijos y a estos gozar de una mayor libertad. Para llevar a cabo este proyecto se realizó previamente un estudio en el que cuatro de cada diez padres pensaban que sus hijos no eran lo suficientemente independientes hasta los 11 o 13 años. Además, el 92% de los padres considera muy importante saber dónde se encuentra su hijo en cada momento.

Normas