Alcanzan un acuerdo vinculante

Gamesa y Areva aspiran a una cuota del 20% en eólica marina

Aerogenerador prototipo de Gamesa.
Aerogenerador prototipo de Gamesa.

Los grupos renovables Gamesa y Areva han tardado apenas seis meses en alcanzar un acuerdo vinculante para fusionar sus negocios de eólica marina. La alianza solo está pendiente de las preceptivas autorizaciones administrativas, que pudieran llegar en el cuarto trimestre del año.

A la empresa conjunta al 50%, que tendrá su sede en Zamudio, donde está ubicada Gamesa, ambos socios aportarán sus activos en off shore. El grupo vasco sumará activos valorados en 195 millones y Areva otros por 280 millones. Según Ignacio Martín, presidente de Gamesa, el proyecto nace "con realidades, con una cartera de pedidos de 2,8 GW, la mayor del mercado". La corporación francesa cede este fondo de comercio a la compañía conjunta. Areva "nos aporta además tamaño y visibilidad", añade Martín. Gamesa compartirá su tecnología con Areva, en aerogeneradores de 5 MW. Su prototipo de esta capacidad está en pruebas en Gran Canaria desde finales del año pasado. Los dos socios, que desarrollarán juntos la nueva plataforma de 8 WM, aspiran a una cuota del 20% en el mercado de eólica marina, que a partir de 2019 crecerá a un ritmo anual de instalaciones de 5.000 MW.

Gamesa será "el proveedor preferente" de la nueva compañía, y ayudará a crear una cadena de suministradores industriales en Francia y luego en Inglaterra, ha comentado Ignacio Martín. Las empresas que trabajan para Gamesa en España también saldrán beneficiadas.