DIFERENTE CON MOTIVO. Extensa tendencia de fondo del Dax alemán en la que se distinguen dos claros canales alcistas que le han llevado a alcanzar la subida libre absoluta. La mantiene a día de hoy. A pesar de la prolongada subida, el potencial de subida sigue siendo enorme. Puede superar los 10.000 puntos en largo plazo, parte superior de ambos canales. Un descenso hasta los 7.600 puntos, ofrecería una ventana de trading tendencial para reentrar en la robusta tendencia, mientras no perdiera a cierre semanal los 7.400 puntos.
DIFERENTE CON MOTIVO. Extensa tendencia de fondo del Dax alemán en la que se distinguen dos claros canales alcistas que le han llevado a alcanzar la subida libre absoluta. La mantiene a día de hoy. A pesar de la prolongada subida, el potencial de subida sigue siendo enorme. Puede superar los 10.000 puntos en largo plazo, parte superior de ambos canales. Un descenso hasta los 7.600 puntos, ofrecería una ventana de trading tendencial para reentrar en la robusta tendencia, mientras no perdiera a cierre semanal los 7.400 puntos.

Dax: Prestaciones ilimitadas

El Dax mantiene sin problemas la subida libre absoluta.

Dos claros canales alcistas guían la extensa tendencia alcista de fondo.

El potencial de subida en el largo plazo sigue siendo muy alto, más allá de los 10.000 puntos.

Los 7.600/400 puntos serían una zona óptima para subirse al Káiser germano.

Terminamos los análisis del largo plazo de los principales selectivos europeos con el más fuerte. El único que ha conseguido emular a los índices americanos alcanzando la subida libre absoluta. No es otro que el Dax alemán, la máquina de abatir osos más eficiente de nuestro continente. El Káiser no sólo superó en mayo los máximos históricos de los años 2.000 y 2007 sobre los 8.151/136 puntos, a día de hoy los conserva. Y ese es el gran objetivo del selectivo germano de aquí a final de año. Confirmar a cierre anual la ruptura de la durísima resistencia.

Observando el gráfico del largo plazo en velas semanales, hay una clara tendencia alcista de fondo desde los mínimos del año 2009 en los 3.588 puntos. La directriz inferior del gran canal del largo plazo no se vería comprometida hasta perder los 6.500/600 puntos. Y el índice alemán cerró ayer en los 8.516 puntos. Dicho de otro modo, el Dax podría caer 2.000 puntos y la gran tendencia de fondo seguiría vigente. Es algo difícil de asumir pero es así.

En el desarrollo de ese basto canal hay un nivel muy importante. Los máximos alcanzados en 2011 entre los 7.600/400 puntos. Tras ellos, llegó una severa corrección en el fatídico verano de ese año. Le llevó sin piedad hasta los 4.965 puntos. Segundo mínimo creciente de la extensa tendencia. Y nivel donde nace el canal acelerado, cuya directriz inferior le ha guiado hasta la subida libre absoluta en estas últimas semanas. Los máximos y mínimos crecientes de ese canal acelerado son muy claros desde 2011. A día de hoy la directriz alcista pasa por los 8.250 pt.

No hay que olvidar que romper a la baja una directriz no trae un cambio de tendencia obligatoriamente. En numerosas ocasiones es un alto en el camino para después retomar las subidas, ya sea en forma de lateral, bandera o figura técnica. Es un sólo un aviso de que se inicia un debate entre la oferta y la demanda. Si además de perderse una directriz alcista, se rompe un soporte clave horizontal en la tendencia, la cosa pasa a mayores. Más de dos máximos y mínimos decrecientes relativos darían la última señal. Hay un posible giro en esa tendencia. ¿Ve algo similar en el gráfico del Dax del largo plazo?

Ya dentro del corto plazo, tras la corrección de junio desde los 8.557 puntos que hizo temer un fallo alcista de ruptura en la subida libre, el Dax alcanzó mínimos en los 7.655 puntos. Nivel muy importante les citaba antes, los máximos del año 2011. Ese sería por tanto un nivel óptimo para reengancharse a la tendencia de Dax si diera oportunidad en una corrección, siempre y cuando se mantuvieran los 7.400 puntos. Perder ese nivel podría llevar al Dax por debajo de los 7.000 puntos. Estamos por tanto, muy lejos de un nivel de entrada razonable en tendencia.

En el ascenso de agosto no logró romper los 8.557 puntos, se quedó cien puntos más abajo. En el nuevo intento bajista, el Káiser de defendió bien sobre los 8.100 puntos, antiguo nivel de máximos históricos. Y un dato también a destacar en gráfico diario. Tiene formada una isla alcista entre los 8.048 y los 8.158 puntos con sendos huecos, uno a la baja en junio y otro al alza en julio. Este último ha sido cubierto y funcionó como soporte. Mientras los tanques germanos no cedan los 8.048 puntos, la subida libre seguirá sin problemas.

Ya en septiembre, el Dax logró trazar nuevos máximos históricos en los 8.770 puntos en el último impulso. Dejó tras de sí tres huecos alza como su homóloga europea (agotamiento) y un extenso doji diario en máximos. Las últimas semanas el selectivo germano está consolidando la subida. Ha cerrado el último hueco y cubierto el segundo en la sesión de ayer. Terminó en los 8.516 puntos. Un cierre por debajo de los 8.500 puntos le llevaría al nivel del primer gap alcista sobre los 8.275/350 puntos. Hoy en la apertura, se alejaba de la zona subiendo hasta los 8.570 puntos.

Paul Rotter dijo una vez: "Un gurú o un analista tal vez deban apegarse a su opinión, pero un trader no debería tener opiniones. Entre más fuerte sea tu opinión, más problemas tendrás cuando sea momento de cerrar una posición". Rotter es uno de los traders más exitosos en el mercado Forex, debido a la cantidad de operaciones realizadas y un 90% de ellas ganadoras. Natural de Checoslovaquia, su infancia la pasó en Alemania, Actualmente vive en Suiza desde donde opera y tiene establecido su compañía, RotterInvestment AG. Según un informe de X-Trader gana aproximadamente unos 50 millones de euros al año.

De momento, no parece que haya llegado el momento de ver el final de la extensa tendencia del selectivo alemán. Alcanzar la subida libre absoluta está en manos de muy pocos selectivos. Es el mayor éxito sobre un gráfico.

Normas
Entra en El País para participar