Según informó hoy el Banco Central

Brasil sufrió en junio la mayor fuga de dólares desde el auge de la crisis

Brasil sufrió en junio pasado la mayor salida líquida de dólares del país desde diciembre de 2008, cuando la crisis económica global aún estaba en su auge, informó hoy el Banco Central.

De acuerdo con el organismo emisor, la salida de dólares del país en junio superó los ingresos en 4.279 millones de dólares.

En junio del año pasado, en cambio, los ingresos de dólares superaron las salidas en 1.076 millones de dólares.

El saldo negativo del llamado flujo cambiario en junio también contrastó con el elevado saldo positivo registrado en mayo (2.600 millones de dólares), abril (2.240 millones de dólares) y marzo (2.110 millones de dólares) de este año.

Además de haber sido el mes con mayor fuga de divisas desde diciembre de 2008, cuando las salidas de dólares superaron los ingresos en 6.373 millones de dólares, junio también fue el primer mes en que Brasil registró un saldo negativo en el flujo cambiario desde febrero (-399 millones de dólares).

Los economistas atribuyeron la fuerte salida de dólares el mes pasado al nacimiento de crisis financieras en algunos países europeos, como Grecia, España y Portugal, lo que aumentó el envío de remesas de subsidiarias de empresas de esos países en Brasil hacia sus matrices.

Según el Banco Central, el saldo negativo de junio fue provocado principalmente por el déficit en el llamado flujo financiero, que incluye precisamente remesas de ganancias y dividendos, además de inversiones en títulos e inversiones extranjeras directas.

Mientras que el flujo financiero en junio tuvo un saldo negativo de 3.491 millones de dólares, el flujo comercial (exportaciones e importaciones) tuvo un saldo negativo de 788 millones de dólares.

Pese al resultado negativo de junio, los ingresos de dólares a Brasil en los seis primeros meses de este año superaron las salidas en 3.363 millones de dólares, valor en un 26,2% superior al del mismo período del año pasado.