_
_
_
_
Se prevén ventas en medio centenar de países

El A-400M comienza su despegue hacia el mercado exterior

EADS lanza con el primer vuelo la ofensiva para comercializar el avión

El A-400M comienza su despegue hacia el mercado exterior
El A-400M comienza su despegue hacia el mercado exteriorBLOOMBERG

El día de hoy marca un antes y un después para esta empresa. Nos estamos convirtiendo en líderes mundiales en aviones de transporte táctico". Así de rotundo se mostró el viernes el máximo responsable de Airbus Military, Domingo Ureña, después de que el A-400M volara por primera vez. El avión de transporte militar de EADS y Airbus sobrevoló parte de Andalucía y Extremadura durante 3 horas y 50 minutos, poniendo fin a parte de las dudas generadas por un proyecto que acumula más de tres años de retraso, lastrado por problemas técnicos y financieros.

La aeronave fue recibida en San Pablo (Sevilla) por 3.000 personas entre autoridades, invitados y trabajadores del grupo. El acto contó con la presencia del Rey, de los ministros Carme Chacón y Miguel Sebastián y de los máximos directivos del consorcio, Louis Gallois y Tom Enders, entre otros.

Este primer vuelo supone el pistoletazo de salida para que EADS inicie su ofensiva comercial para vender el A-400M por todo el mundo. "Los beneficios del programa van a venir de la exportación", explican en fuentes de la compañía. Es decir, de la comercialización de la aeronave más allá de los siete países promotores. El grupo considera que, hasta el año 2025, el mercado para aviones de transporte militar medianos puede llegar a las 1.100 unidades.

Los beneficios del programa vendrán de vender aeronaves más allá de los siete países promotores

Recuperar a Sudáfrica

Antes del primer vuelo, el grupo sólo consiguió dos contratos, con Malasia y Sudáfrica. Sin embargo, el país africano ha decidido anular su pedido (ocho unidades por unos 3.500 millones de euros) por los retrasos del proyecto. EADS tiene previsto iniciar una campaña de dos años en el mercado sudafricano para tratar de recuperar el cliente, haciendo valer otros contratos que el consorcio tiene con el país.

Tener el avión en el aire es el mejor escaparate para lograr nuevos clientes. El consorcio se ha fijado como objetivo vender 400 unidades del A-400M en medio centenar de países (excluidos EE UU, China y Rusia). Según sus estimaciones, los mercados con un mayor potencial son Oriente Medio, Asia y África. "Además, entrar en EE UU está al alcance de nuestra mano", añaden las mismas fuentes. El mercado estadounidense tiene capacidad para absorber otras 400 unidades. Sólo con vender 200 nuevos A-400M, Airbus podría mantener la producción de la aeronave durante 15 años.

El mayor atractivo del avión es que cubre el espacio que existe en el transporte militar entre el C-130J (19 toneladas de capacidad) y el C-17 (70 toneladas). "Con la misma productividad, el coste de una flota de C-130J es hasta un 60% superior a la de una compuesta por A-400M", recordó el viernes Peter Scoffham, responsable de clientes de Airbus Military. "Hemos cumplido un sueño", resumió Domingo Ureña ayer en Sevilla.

El acuerdo económico no llega

Los países impulsores del programa aeronáutico A-400M (entre ellos, España) y EADS siguen sin ponerse de acuerdo en las condiciones financieras y en el nuevo contrato para el avión militar, cuyos costes se han disparado un 25%, hasta los 25.000 millones de euros.El viernes, los responsables de Defensa de los países volvieron a reunirse sin éxito. El ministro francés, Hervé Morin, advirtió que el acuerdo puede demorarse dos meses, pese a que estaba previsto tener una decisión para finales del presente año. El Rey aprovechó su discurso para pedir a los Gobiernos y la empresa "que alcancen un acuerdo definitivo tan pronto como sea posible". El presidente de Airbus, Tom Enders, pidió un esfuerzo para que el programa resulte, al final, beneficioso para las dos partes "pese al incremento del precio" que se ha producido.La propuesta de la empresa pasa por entregar menos aparatos de los previstos inicialmente pero al precio que se pactó en 2003 (20.000 millones). De esta manera, se compensaría el sobrecoste sin exigir nuevos desembolsos a los países. A partir de 2020, estaría dispuesta a renegociar un nuevo contrato para los aviones restantes.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_