Luis Peña, Consejero delegado de Fonditel

"La vivienda ya no es una hucha para la jubilación"

Desde 1992 lleva la batuta de Fonditel, la gestora de pensiones del grupo Telefónica y líder en el sistema de empleo. Es una de las voces con más reputación en el mundo de la previsión social privada.

Fonditel es la primera gestora de pensiones independiente de un grupo financiero y la líder en planes de empleo, con una cifra superior a 3.600 millones de patrimonio bajo gestión. Sus productos encaran el año con rentabilidades entre el 3%y el 12,5%, después de que 2008 fuera el ejercicio de peores resultados.

PREGUNTA. ¿Qué balance hace del primer semestre? ¿Han notado los efectos de la crisis?

RESPUESTA. Sí, el ahorro ha caído. Las aportaciones de los planes de pensiones individuales se han reducido a prácticamente la mitad, aunque confiamos en que se recupere parte de lo perdido en el tradicional tirón de los últimos meses. Ahora, la gente estámás preocupada por conservar el empleo y pagar la hipoteca que por ahorrar para la jubilación.

P. Después de ser una gestora superpremiada, ¿cómo han afrontado los malos resultados de 2008?

R. Ahora todos los planes están en positivo, con rendimientos de hasta el 12,5%. Pasamos unmal año, ya que no había ningún activo que ofreciera retornos y tuvimos caídas superiores al 20%. Hemos corregido errores e introducido mecanismos exhaustivos de control de liquidez ymejorado las herramientas de control de riesgos paraminimizar el impacto de situaciones límite como la quiebra de Lehman o la falta de liquidez.

P. ¿Qué explicaciones han dado a los partícipes?

R. Les hemos recordado que en el largo plazo nuestra gestión ha demostrado ser exitosa. Incluyendo 2008, un total de 80.000 personas del colectivo de Telefónica, que están en Fonditel desde 1992, han obtenido un rendimiento medio anual acumulativo superior al 5%. Para evitar que se repitan los resultados del año pasado también hemos hecho cambios en la dirección de orquesta de la gestora y establecido una pérdida máxima mensual, trimestral y anual por gestor.

P.¿Por qué en España se es tan reacio a invertir enplanes de pensiones?

R. Hoy por hoy no hay conciencia de la necesidad porque la tasa de reposición, la pensión a percibir respecto al último salario, es muy alta. Muchas personas consideran que la vivienda es su plan de pensiones, pero ahora se ha visto que la hipoteca, lejos de ser una hucha, puede ser una piedra atada al cuello. Desgraciadamente, gente que adquirió la casa hace cinco años ve cómo el precio ha caído y, si vendiera la vivienda ahora, puede que no cubriera el coste del préstamo, se quedaría sin bien y con deudas.

P. ¿Cree que hay riesgo de quiebra del sistema público?

R. ¿A qué plazo? Incluso los más fervientes defensores del sistema público de pensiones te hablan de tensiones dentro de 20 o 25 años. Hace dos años, de esto ni se hablaba porque había superávit en la Seguridad Social y se había retrasado el problema 15 años. El desempleo está creciendo y se intuye que los datos de otoño van a ser muy malos; además, la esperanza de vida está subiendo. El sistema público de pensiones, tal y como está constituido, es susceptible de sufrir periodos de extrema tensión y, frente a eso, hay que potenciar los planes de pensiones privados.

P. ¿Podrían quebrar los planes privados?

R. No. Son sistemas de capitalización individual, no de reparto, por tanto, podrían acumular menos dinero del esperado. Se ha criticado lamala gestión de los planes de pensiones, pero yo no comparto esta visión; como están invertidos en activos financieros, cuando éstos sufren caídas repercute en la rentabilidad de las carteras. A largo plazo son elmejor complemento a la pensión.

"Los planes no son sólo de ricos, sino de sensatos"

Peña considera que "hay que mejorar la fiscalidad de las pensiones". Afirma que "se ha hecho mucho daño tachando a los planes como un producto sólo para ricos, y no es así, sino que son para personas sensatas con capacidad de ahorro".

"¿Cómo va a existir una bonificación si es un producto para grandes patrimonios?, sería una medida antisocial", añade. Su principal demanda es sobre los límites del ahorro. Pide que "se vuelva a la situación anterior, cuando había un límite para el plan individual y otro para el de empleo".

Es consciente de que "se pueden mejorar las prestaciones en forma de renta con una tributación igual a los productos de ahorro, no aplicando el marginal".

Respecto al caso Madoff, cree que el impacto mediático ha sido mayor que la repercusión real sobre sus activos (menos del 2%). Está convencido de que se va a recuperar, "porque teníamos como custodio a UBS, y el supervisor de los mercados luxemburgués ha reconocido que el banco era responsable de comprobar la existencia de los títulos". Sobre Lehman: "Habrá que ver cuánto se puede recuperar, porque el plan de pensiones de Telefónica tenía el 5% de la cartera en sus bonos".