Energía

CNE propone cambios regulatorios para reducir la concentración de las gasolineras

La Comisión Nacional de Energía (CNE) propone que se revisen los aspectos regulatorios que retrasan o encarecen "innecesariamente" el proceso de apertura de nuevas gasolineras, al tiempo que se proponen las soluciones "oportunas" para reducir la concentración en las estaciones de servicio.

Una conclusión que ha dado a conocer hoy la CNE en el primer informe anual de supervisión del mercado de hidrocarburos líquidos.

La postura del organismo que preside Maite Costa coincide con la visión de la Comisión Nacional de Competencia (CNC), que considera que las trabas administrativas para abrir nuevas estaciones de servicio, así como los criterios que se siguen en los procesos de concesión ayudan a que se produzca una fuerte concentración en el sector.

Según subraya la CNE en dicho informe, España es uno de los mercados más concentrados de Europa en la distribución de carburantes de automoción a través de estaciones de servicio, una situación que provoca un alineamiento general de los precios de venta al público.

En este sentido, el suministro de hidrocarburos en las estaciones de servicio se caracteriza, según la CNE, por una alta concentración de oferta, un elevado nivel de integración de las principales compañías, un crecimiento "moderado" del mercado, así como por una serie de barreras de entrada asociadas principalmente a las inversiones que se necesitan para crear una red de distribución.

Por ello, el organismo regulador defiende el desarrollo reglamentario de la Ley de Hidrocarburos, con objeto de fomentar, desde la regulación, instrumentos que sirvan para "levantar o mitigar" las barreras que están "lastrando" el desarrollo de la competencia de este mercado.

Dada la actual situación en el sector, la CNE asegura que intensificará la labor supervisora que viene efectuando en el sector.