Crisis

Sharp plantea un ERE temporal de seis meses para 320 trabajadores de Sant Cugat

La multinacional japonesa Sharp, dedicada a la fabricación de electrónica de consumo, informó esta mañana a los trabajadores de la intención de presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de suspensión temporal de contratos durante seis meses para 320 empleados de la planta de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), que tiene una plantilla de 490 personas.

La secretaria general de CC OO en Sharp, Vicky Hinojosa, señaló que el martes comenzará un periodo de negociaciones de 15 días con el comité de empresa, con el objetivo de que el ERE sea efectivo del 1 de octubre al 1 de abril.

Durante las dos semanas de negociaciones, del 15 al 30 de septiembre, los trabajadores no irán a la planta pero sí percibirán el sueldo, según explicó Hinojosa. Se desconoce qué personas estarán afectadas por el ERE, aunque se prevé que sea la mayoría, ni durante cuánto tiempo.

Hinojosa remarcó que Sharp está desviando producción a otras plantas del grupo en Polonia. Los sindicatos han pedido un plan industrial de futuro para la factoría de Sant Cugat que recoja la adjudicación de nuevas cargas de trabajo y nuevos productos que garanticen el volumen de la plantilla actual.

En julio, Sharp anunció que desarrollaría una nueva línea de televisores LCD en Sant Cugat para mantener la producción.