Apoyo

Obama conquista los corazones de los europeos

El 77% de los europeos aprueba la gestión del nuevo inquilino de la Casa Blanca en asuntos internacionales, frente al 19% que aprobaba la de Bush.

Barack Obama ha restaurado el entusiasmo europeo por Estados Unidos que se hizo añicos durante el Gobierno de George W. Bush.

El nivel de aprobación de Obama del 77% en Europa es mucho mayor que el del 19% de Bush al final de su mandato, según una encuesta presentada hoy por la fundación German Marshall Fund de los Estados Unidos y la fundación italiana Compagnia di San Paolo.

Gran parte de la admiración acaba allí. Los europeos se oponen al aumento de tropas en Afganistán, uno de los pilares de la política exterior de Obama, descartan las opciones militares en cuanto a Irán y quieren medidas más estrictas para combatir el cambio climático.

"No hemos visto este tipo de recuperación en 50 años de encuestas transatlánticas", dijo en una entrevista telefónica Ronald Asmus, director de la oficina de Bruselas de German Marshall Fund. "Por un lado, Obama es sumamente popular, y por otro, hay diferencias sobre su política, y a la larga ambas cosas concordarán. O su popularidad reducirá las diferencias en materia de política, o las diferencias en materia de política harán bajar su popularidad".

La séptima encuesta anual entre 13.000 personas fue realizada en Estados Unidos, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, Polonia, Turquía y otros seis países europeos entre el 9 de junio y el 1 de julio. El margen de error es de 3 puntos porcentuales.

Obama se ha granjeado aplausos internacionales por revertir las decisiones de Bush, con compromisos como retirar las tropas estadounidenses de Irak, cerrar la prisión de Guantánamo para sospechosos de actos de terrorismo y reconstruir las relaciones con el mundo musulmán.

El primer presidente afroestadounidense del país asumió el cargo en enero, cuando el apoyo del público a Estados Unidos se encontraba en mínimos históricos en muchos países. Obama ha hecho subir el nivel de aprobación de nuevo al promedio del periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial, y un 66% de los encuestados en Europa dijeron tener una opinión "favorable" otra vez con respecto a Estados Unidos.