Banca

Royal no tiene prisa en llegar a un acuerdo con Bank of America

Royal Bank of Scotland no tiene prisa por negociar con Bank of America el futuro de Lasalle, la clave principal para que prospere una de las dos ofertas presentadas por ABN Amro. Las dos entidades se reunieron la semana pasada para hablar sobre la filial del banco holandés en EE UU, pero el encuentro no fructificó.

No tenemos ninguna prisa. Tuvimos una conversación amistosa sobre Lasalle la semana pasada y seguimos abiertos a negociar. Si tiene sentido, ocurrirá. Si no, pues no ocurrirá'. Así se expresaba ayer ante la prensa Fred Goodwin, presidente de Royal Bank.

Durante su intervención, el ejecutivo negó encontrarse actualmente en conversaciones con Bank of America sobre el futuro de la filial de ABN. 'Preferimos negociar, pero si no pasa no es el fin del mundo', llegó a afirmar.

Goodwin se mostró confiado en la situación de su entidad en la puja por ABN Amro. Royal se ha aliado con el belgaholandés Fortis y el español Santander para hacerse con el mayor banco de Holanda. Estas tres entidades ofrecen 71.000 millones de euros frente a los 66.000 millones de Barclays, pero su oferta ha tropezado con el acuerdo de venta por parte de ABN de Lasalle a Bank of America. Esta operación ha quedado en suspenso por un cruce de demandas. Un juez holandés ha congelado la venta de Lasalle, mientras que Bank of America ha interpuesto una denuncia ante un tribunal de EE UU.

Royal Bank considera que su propuesta es la mejor para los accionistas y la plantilla de ABN. 'Debido a la necesidad de ahorrar costes, habrá pérdida de empleos. Pero en todos los cálculos que hemos realizado, con nuestra oferta se producirán menos recortes. Creemos que la cifra más comparable es la de 19.000 puestos eliminados frente a los 23.600 que contempla Barclays', indicó Goodwin.

Respecto al papel de los accionistas, el máximo ejecutivo de Royal destacó cómo 'en la última junta de ABN, las reacciones que se vieron dieron la sensación de que existe un entusiasmo considerable por una oferta como la nuestra. Tenemos ganas de plantear nuestra propuesta ante los accionistas de ABN de forma que puedan votarla'.

En conjunto, el directivo reconoció sentirse en 'una buena posición', pero admitió 'que todavía hay mucho trabajo por delante, de la misma forma que Barclays todavía tiene mucho que hacer.'

El banco escocés dio a conocer ayer sus perspectivas de resultados para el primer semestre del año: espera lograr un beneficio por acción ligeramente superior al previsto por los analistas, quiénes vaticinan unas ganancias de 72,10 peniques por título. Esa cifra es un 8% mayor que la lograda en 2006.

Santander confía en el éxito de su oferta sobre el grupo holandés

El español Santander, que junto a Royal Bank y Fortis presentó la pasada semana una oferta por ABN Amro, se muestra convencido de que su propuesta va a salir adelante. El consejero delegado del banco, Alfredo Sáenz, afirmó ayer que tiene una 'buena sensación' sobre las posibilidades de éxito del consorcio en esta operación. Si triunfa, Santander se convertiría en el segundo grupo de Brasil y el séptimo de Italia, con la incorporación de las filiales del banco holandés Real y Antonveneta, respectivamente. Según Sáenz, el mercado ha valorado más positivamente su oferta que la de Barclays.