Cine

El grupo Sánchez Ramade invierte 24 millones en abrir 44 salas de cine este año

La compañía de exhibición cinematográfica Cinesur, integrada en el grupo Sánchez Ramade, ha dado un fuerte impulso a su plan de crecimiento con la apertura este año de tres grandes complejos que incluyen 44 salas de cine. La empresa, que invertirá 24 millones de euros, prevé facturar este año 50 millones. A final de 2005, el grupo contará con 178 salas.

Cinesur, uno de los principales grupos de exhibición cinematográfica que operan en España y uno de los tres primeros de capital español, ha pisado el acelerador en su plan de crecimiento. La compañía, propiedad de la familia Sánchez Ramade, invertirá este año un total de 24 millones de euros en la apertura de tres complejos de cine en Córdoba, Pinto (Madrid) y Málaga, según explica el director general, Pablo Rubio. El mayor de todos será el de Málaga que contará con 21 salas y se convertirá en uno de los más grandes de Europa.

En total serán 44 nuevas pantallas que permitirán al grupo exhibidor finalizar el año con 178 salas de cine en 17 complejos, más de 30.500 butacas y un liderazgo indiscutible en la mitad sur peninsular, especialmente en Andalucía donde tiene la sede. En esta comunidad, Cinesur tiene una cuota de mercado muy superior al resto de sus competidores en la mayor parte de las provincias, sobre todo en Sevilla, Málaga y Cádiz.

La compañía de exhibición está presente también en Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias y la Comunidad de Madrid donde este fin de semana ha abierto su primer complejo en la localidad de Pinto (ocho pantallas, 1.260 butacas y tres millones de inversión).

Según Pablo Rubio, la empresa de exhibición que tiene una cuota de mercado del 3%, registró el año pasado 4,5 millones de espectadores y un volumen de facturación de 30 millones de euros, lo que supuso un 10% más que el ejercicio anterior.

Para 2005 la compañía prevé alcanzar una cifra de negocio de unos 50 millones de euros. Este fuerte incremento se debe tanto a la incorporación de las nuevas salas de cine que están previstas para el ejercicio, como a las inauguraciones que se realizaron el año pasado en Fuengirola, Toledo, Antequera y Marbella. Estos complejos cumplirán en 2005 su primer ejercicio completo y contribuirán a impulsar la facturación de la compañía.

Este fuerte plan de expansión que la empresa andaluza ha acometido durante estos dos años le permitirá alcanzar los 6,8 millones de espectadores en 2005, según estima el director general.

Cinesur, con unos 400 empleados a los que se sumarán unos 70 antes de fin de año, es uno de los pocos circuitos de cine que están aún en manos familiares y son independientes. 'Nuestra idea es acelerar este año nuestro plan de crecimiento y dedicarnos el próximo ejercicio a la consolidación', apunta Pablo Rubio.

El sector de la exhibición cinematográfica atraviesa un momento de convulsiones con varios grupos en venta y otros cambiando de manos (Warner ha pasado a manos de Cinesa) o dando entrada en el capital a sociedades inversoras (Ábaco con Mercapital).

Entre el electrodoméstico y la informática

El grupo familiar Sánchez Ramade nació hace más de tres décadas como negocio de exhibición cinematográfica, pero en los últimos años ha experimentado un fuerte desarrollo con la entrada en otras áreas de negocio que van desde la distribución de electrodomésticos a la construcción pasando por la informática y los concesionarios de automóvil.

Además de Cinesur, dentro del grupo se encuentra la cadena de tiendas de electrodomésticos y aparatos electrónicos Urende que el año pasado facturó 183 millones de euros, de los que la mayor parte (127,8 millones) se realizaron en Andalucía. La cadena cuenta con 10 centros operativos y para este año prevé nuevas aperturas y un aumento de la facturación del 18%.

También cuenta con Diasa, una empresa dedicada a la venta de artículos de informática, y con una división dedicada a la promoción de centros comerciales y de ocio.