Divisas internacionales

China promete ante Greenspan y Trichet que avanzará en la convertibilidad del Yuan

China va a avanzar poco a poco, pero sin detenerse, hacia la libre convertibilidad del yuan. Esa es la promesa que ha hecho el vicepresidente chino Huang Ju, ante una selecta audiencia, en la Conferencia Monetaria Internacional que se celebra en Pekín, y entre cuyos asistentes estaban los jefes de Bancos Centrales de todo el mundo, como el del emisor europeo, Jean-Claude Trichet, y el del estadounidense, Alan Greenspan.

Huang ha dicho que su país va a "relajar los controles del flujo transfronterizo de capitales poco a poco, y de forma selectiva, para llegar gradualmente a la convertibilidad del yuan" aunque, como ya es habitual, no ha proporcionado un calendario de reformas. La principal razón de ese silencio es evitar los movimientos especulativos de capital.

Sin fecha definida

China ha anunciado varias veces en los últimos meses que algún día el Yuan flotará libremente frente al dólar en los mercados de divisas, aunque nunca ha dado muestras claras de responder a las presiones internacionales para que termine con el cambio fijo de 8,277 yuanes por un dólar que mantiene desde 1994.

Los principales actores de esa presión son EE UU y, en menor medida. la UE y Japón, ya que la paridad yuan-dólar provoca una infravaloración artificial de la moneda china, que abarata las exportaciones del gigante asiático, en detrimento de las occidentales.

Hasta ahora, Pekín ha ido relajando los controles sobre el yuan, permitiendo a sus ciudadanos sacar más dinero cuando viajan al extranjero, y animando a sus empresas a invertir en otros países, pero no ha ido más allá de esas tímidas medidas.