Negociaciones bilaterales

El diálogo entre China y Estados Unidos sobre el conflicto del textil se estanca

Las reuniones mantenidas entre China y EE UU durante el fin de semana no han conseguido acercar posiciones en el conflicto sobre el comercio textil entre las dos potencias, y las dos partes reconocen que la disputa se está convirtiendo ya en un obstáculo de primer orden en sus relaciones.

La viceprimera ministra Wu Yi, que el sábado se entrevistó con el secretario de Comercio estadounidense, Carlos Gutiérrez, indica que "las restricciones de EEUU han tenido un fuerte impacto en la producción textil china¢, dañando a la industria, y mermando la confianza pública en el sistema comercial multilateral.

En lo único en que coinciden tanto EE UU como es en que la disputa debe resolverse mediante el diálogo, y en que hay que evitar una guerra comercial generalizada que dañaría a ambas partes.

El levantamiento de las cuotas de la OMC al comercio textil el 1 de enero de 2005 pasado disparó las importaciones de textiles chinos por empresas de EEUU y la UE, donde la industria local está presionando fuertemente a los gobiernos para que protejan sus respectivos mercados interiores.

Ante esa explosión, tanto Bruselas como Washington levantaron contramedidas proteccionistas, fuertemente criticadas por China, que recuerda que ese levantamiento de cuotas que ha generado el conflicto estaba previsto y anunciado desde hace ya 10 años.