X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Infraestructuras »

Las aerolíneas piden que el Estado pague las tasas por dejar las flotas en tierra

ALA propone que utilice el dividendo de Aena para aliviar el coste de 7 millones mensuales al sector

Aviones de Iberia Express y Vueling en el aeropuerto de Barajas.

La imagen de decenas de aviones agolpados en las áreas de estacionamiento de los aeropuertos europeos comenzó a hacerse común la semana pasada. Y en un escenario que obliga a la economía de guerra, las aerolíneas con bases en la red de Aena intentan ahorrarse el coste de tener sus flotas en tierra.

Lo que primero fue una petición de rebaja de la tasa de estacionamiento, realizada por la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), ha pasado a la reivindicación generalizada de que sea el Estado quien cubra el gasto. Desde ALA se estima que la factura supera los 7 millones de euros al mes.

La tarifa máxima por tener un avión estacionado es de 1.810 euros por aeronave las primeras 24 horas, y de 987 euros por día a partir de la segunda jornada

"Entendiendo que Aena también se está viendo seriamente impactada por la caída del tráfico aéreo, ALA pide al Gobierno de España que utilice los cuantiosos dividendos que ha recibido por su 51% de propiedad del operador aeroportuario compensando, en su caso, a Aena por la supresión de estos costes extraordinarios derivados de la paralización de las flotas de las compañías aéreas", ha señalado el colectivo a través de un comunicado.

Los clientes de Aena son conscientes de las dificultades para hacer rebajas en un contexto en que la primera perjudicada por la fulminación del tráfico es el propio operador. La actividad se ha desplomado tanto en las pistas como en las terminales, y Aena no solo es centro de las miradas de las aerolíneas sino que tiene a centenares de empresas en las áreas comerciales con la persiana bajada y pagando cánones. También dificulta la acción de Aena su condición de sociedad cotizada que debe dar respuesta de su gestión ante accionistas privados.

Sin estar ni mucho entre los principales costes que asume una compañía aérea en momentos de normalidad, la carga por la tasa de estacionamiento va a ser notable en estos momentos a la vista de las jornadas de paralización que se avecinan y de las múltiples unidades que han aterrizado ya sin fecha clara de nuevo despegue.

La cuantía de la prestación de estacionamiento depende en los aeropuertos de Aena del peso y tiempo de permanencia de cada avión. La tarifa máxima, no obstante, es de 1.810 euros por aeronave las primeras 24 horas, y de 987 euros por día a partir de la segunda jornada.

Está previsto que la temporada de verano arranque el 31 de marzo con un mínimo de 7.500 cancelaciones, según lo visto en la primera quincena

Bonos de viaje a cambio de billetes cancelados

Otra de las demandas de ALA al Gobierno es que ofrezca facilidades para hacer frente a los reembolsos por las miles de cancelaciones que se están produciendo por el efecto del coronavirus.

La asociación urge que se flexibilice la política de reembolsos y se adopten medidas excepcionales. Entre ellas figura la devolución de los billetes a través de bonos de viaje, con lo que se compensaría a los clientes y se evitaría el quebranto de la caja de compañías que van a tener que soportar semanas de costes fijos sin apenas ingresos.

Está previsto que la temporada de verano arranque el 31 de marzo con un mínimo de 7.500 cancelaciones, según lo visto en la primera quincena. La asociación habla de una situación de “asfixia”