X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Trilantic sondea la venta del antiguo negocio de bioetanol de Abengoa

Las tasaciones preliminares parten de los 500 millones

El movimiento en el sector renovable español parece no tener fin. En este caso, no son ni la solar ni la eólica, sino los biocombustibles. Trilantic está ya sondeando el mercado para desprenderse del líder en España y Francia en producción de esbioetanol, Vertex Bioenergy, según indican fuentes financieras a CincoDías.

El fondo heredero de los vehículos de capital riesgo de Lehman Brothers adquirió esta compañía en 2017 por 140 millones. Vertex era una filial de Abengoa, que entonces negociaba a cara de perro con los acreedores su supervivencia, y estaba inmersa en un plan de desinversiones. En este marcó el grupo entonces pilotado por los Benjumea lanzó una subasta por Vertex, en la que Trilantic se alzó como ganador. Un portavoz del fondo ha declinado hacer comentarios.

Las fuentes consultadas indican que las tasaciones preliminares parten de los 500 millones de euros. La compañía cerró 2018, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, con un beneficio de 13,8 millones, mientras que el ebitda se situó en los 45,2 millones. El precio de 500 millones con el que parte el fondo norteamericano valora la compañía en más de 10 veces ebitda, aunque el apetito por el sector puede apuntalar el dato más allá.

La compañía aborda ahora su venta tras haber marcado en 2018 su máximo histórico en producción de bioetanol –que supone el 69% de sus ingresos– al alcanzar los 762 millones de litros. Esto supuso que los ingresos se duplicasen hasta los 377,68 millones.

Las buenas cifras que exhibe ahora la compañía ante su inminente venta son resultado de una estrategia e sucesivas inyecciones de capital desplegada por Trilantic y que le permitieron recuperar el vuelo. Según sus últimas cuentas, el fondo impulsó tres ampliaciones de capital en 2017 y una más, suscrita por otro socio, en 2018. Estas inversiones permitieron a la compañía contar con la posición de circulante necesaria para normalizar la operativa en tres de sus fábricas –situadas en Murcia, Galicia y Francia– y la apertura de otra más en Salamanca.

El fondo compró Vertex en plena refinanciación del grupo andaluz

En total, la compañía cuenta actualmente con una capacidad de producción de bioetanol de 740 millones de litros. Vertex además está inmersa en un plan para diversificar sus fuentes de ingresos. En 2018 la producción de energía supuso un 10% de sus ventas y la fabricación de piensos, un 19%.

El comprador adquirirá un grupo con más de 300 empleados y una deuda con entidades de crédito que asciende a los 25 millones. Se corresponde en su mayor parte con un préstamo firmado por la filial francesa con Société Générale.

Además de con Vertex, Trilantic cuenta con una lista de empresas españolas en su portfolio. Destaca el 35% que retiene en Talgo tras su OPV, así como las discotecas Pachá.