X
Privacidad y Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación conforme a nuestra

Noticia patrocinada »

La salud digital ha llegado para quedarse

everis, una compañía del Grupo NTT DATA, apuesta por un sistema sanitario más preventivo y proactivo que garantice una asistencia continua, integral y universal

La tecnología y la digitalización se ha colado en todos los sectores en un proceso sin retorno y la sanidad no es ajena a ello. Los agujeros de los sistemas de salud se han hecho más patentes que nunca ante una emergencia sanitaria global como la pandemia generada por la Covid-19. Es una realidad que “el nuevo paradigma en la gestión de los sistemas de salud debe moverse hacia modelos más preventivos y proactivos, donde la salud digital permita situar al ciudadano en el centro de los procesos sanitarios”, explican fuentes de everis - NTT DATA, expertos en el área de salud y, en especial, en digital health.

En este sentido, la salud debe “entenderse como un bien individual y colectivo en un modelo sanitario enfocado a garantizar un continuum asistencial integrado, orientado más a la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad”, añaden desde everis.

La tecnología mejora la provisión de servicios y favorece un ahorro de los costes

Como expertos en salud, desde la compañía animan a las organizaciones sanitarias públicas a abandonar los sistemas reactivos a la enfermedad en favor de otros proactivos donde la salud digital debe ser una palanca para la provisión de servicios y a su vez puede aportar un ahorro potencial orientado a la sostenibilidad de un modelo de cobertura universal.

Un modelo de salud basado en lo que everis - NTT DATA denomina de las 6P, es decir que sea preventivo, proactivo, participativo, personalizado, de precisión y poblacional.

La analítica avanzada y los modelos ‘data driven’ son dos de los avances clave para la atención sanitaria y la gestión de recursos

Hoy en día se debería apostar por un enfoque sanitario global a la hora de diseñar e implementar programas, políticas, legislación e investigación a fin de enriquecer más los resultados de salud pública, enfatizan los expertos de everis.

En un futuro nada lejano veremos un modelo de salud enfocado más a la atención primaria, abordando la salud de las personas de manera integral poniendo fin al modelo de la salud organizada en compartimentos casi estancos por especialidades. Se valorarán los diagnósticos, pronósticos, tratamientos y seguimientos de manera global, dónde la atención hospitalaria especializada va a estar reservada para episodios asistenciales de alta complejidad y tecnificación.

Más realidad que ficción

La transformación digital en la atención sanitaria no tiene marcha atrás. Gracias a la tecnología es un hecho que los pacientes pueden recibir un mejor tratamiento con dispositivos médicos portátiles, la telemedicina o el seguimiento remoto. Por su parte, los profesionales sanitarios pueden optimizar sus flujos de trabajo, incorporando las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial (AI por sus siglas en inglés) o el IoT, el equivalente al internet de las cosas en medicina, entre otras, en sus flujos de trabajo y mejorar la capacidad de tomar decisiones basándose en la evidencia de los datos en tiempo real o casi real.

Para los expertos en Digital Health de everis - NTT DATA, “la analítica avanzada y los modelos data driven son unos de los avances más importantes para la atención sanitaria y la gestión de los recursos sanitarios. Conocer en detalle basado en el análisis de los cuadros médicos vinculados a determinadas patologías permite predecir cuadros de agudización y anticipar intervenciones o facilitar tratamientos personalizados según la evolución individual de cada persona”.

En la gestión de los recursos sanitarios es esencial, arguyen “disponer de información fiable y tratable que permita anticipar picos de demanda”. En este sentido los análisis predictivos pueden ayudar a los hospitales y clínicas a predecir, por ejemplo, futuras tasas de ingresos, lo que es esencial a la hora de calcular el personal adecuado para atender a los pacientes. De esta forma, se puede maximizar la eficiencia en cuanto a el gasto sanitario o la reducción de los tiempos de espera.

Otro de los avances tecnológicos más importantes en la asistencia sanitaria es el uso de la AI y el aprendizaje automatizado para acelerar el desarrollo de terapias, facilitar la toma de decisiones y la gestión de la información y explorar nuevas herramientas de prevención y atención, concluyen desde everis - NTT DATA. De hecho, estudios recientes muestran que la AI puede reducir los plazos en el descubrimiento de un medicamento por cuatro años, frente a la media de la industria, y generar un ahorro de costes de un 60%.

Tecnología y medicina en seis claves

  1. Experiencia digital. El ciudadano debe ser el centro del sistema sanitario, este debe implementar una comunicación proactiva, diseñando actividades de educación para la salud, y trabajando en una medicina preventiva, así como en una hibridación del modelo asistencial, donde las exploraciones físicas se complementan con las videoconferencias.
  2. Mejoras clínicas. Aplicando tecnologías avanzadas a través de la cadena de valor de la salud (prevención de enfermedades, promoción de la salud, diagnóstico, tratamiento y seguimiento).
  3. Eficiencia productiva. Tiene como objetivo la digitalización y automatización de los procesos de gestión y asistencia sanitaria.
  4. Salud basada en datos. Se fundamenta en el uso de la evidencia de los datos en los procesos de toma de decisiones tanto a corto como a largo plazo.
  5. Talento digital. Hay que adaptar la competencia digital profesional con las necesidades sanitarias. En situaciones como la que ha causado la Covid-19, donde el personal profesional está cerca del agotamiento, incluir nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial (AI por sus siglas en inglés), puede ayudar a introducir nuevas formas de trabajo.
  6. Soluciones digitales. Los acontecimientos recientes han demostrado la importancia de integrar soluciones digitales en la estrategia de salud de muchos gobiernos. Gracias a la tecnología, la oportunidad de migrar de un sistema reactivo hacia un sistema más proactivo se ha vuelto más fácil