_
_
_
_
En colaboración conLa Ley
_

La actividad empresarial que provoca la irrupción de los despachos en Málaga

Andersen, Afiens y De Castro son algunas de las firmas que han abierto oficina en la ciudad andaluza

La actividad empresarial que está emergiendo en Málaga es un escenario que seduce a los despachos de abogados. Cada vez es más frecuente ver cómo empresas tanto nacionales como internacionales ponen rumbo a la Costa del Sol para instalar su sede en la ciudad andaluza. El desembarco de estas firmas, dedicadas en su mayoría al sector tecnológico, ha motivado que diferentes bufetes hagan las maletas para seguir más de cerca a estas compañías. Málaga, también conocida como “la capital tecnológica”, acoge en su seno a startups, pymes y gigantes tecnológicas enfocadas a la ciberseguridad, inteligencia artificial, protección de datos, compliance o big data. Para los despachos, el aterrizaje de estas empresas supone una oportunidad brillante de negocio.

Málaga es una ciudad llamativa a nivel de infraestructuras, cultura, ocio y clima y se encuentra muy bien comunicada. Sin embargo, pese a la calidad de vida que ofrece, no es el motivo principal por el que los despachos han tomado rumbo hacia la capital tecnológica. Lo que más llama la atención de los bufetes es el elevado tejido empresarial que se está cociendo actualmente en este punto del sur de la Península. “A medio plazo, Málaga va a generar muchísima actividad empresarial. Es una ciudad que está fomentando mucho el emprendimiento y apuesta por el talento. Cuenta con las tasas más elevadas de creación de nuevas empresas y eso se traduce en que se convertirá en una de las ciudades con una actividad económica muy importante”, señala Félix Gutiérrez, socio de Dikei Abogados en la oficina de Málaga.

Jesús V. Romero, socio de la firma malagueña Talento Abogados, afirma que “Málaga es la capital de las startups, las pymes y las grandes empresas tecnológicas. Es una urbe que no va a dejar de crecer. Al contrario, cada vez está más consolidada y es normal que los despachos apunten a ella, porque es donde se encuentra el nicho de negocio que permite que, a día de hoy, sea el motor que mueve Andalucía”.

Para Jorge Robles, como socio director de la oficina de Cuatrecasas en Málaga, el incremento de la actividad y los negocios en los últimos años parece indubitado. Ello hace, por un lado, que un mayor número de empresas se estén instalando en Málaga lo que provoca que sus respectivos abogados también se planteen trasladarse o abrir oficina en la ciudad y, por otro, que una serie de despachos busquen la apertura de oficina como oportunidad para captar nuevos clientes”, puntualiza.

Incursión

Las altas tasas de inversión extranjera en la Costa del Sol y el afán por crear nuevas empresas han sido dos factores resolutivos para que, en cosa de un año, diferentes bufetes se ubiquen en la zona céntrica de la localidad. A finales del mes de octubre, De Castro Abogados, una boutique especializada en litigación compleja, anunció la apertura de su nueva oficina como consecuencia de la “ebullición empresarial” que está desarrollando la ciudad. Afiens, una firma dedicada a la externalización de servicios legales alternativos, también anunció su presencia en la zona céntrica de Málaga como un “movimiento necesario” por la constante evolución que presenta el mercado. Andersen, uno de los grupos más reconocidos a nivel global, anunció durante las pasadas fechas navideñas su llegada al sur de la Península para ofrecer servicios en materia de nuevas tecnologías, incluyendo un amplio abanico de servicios para acompañar a clientes en materia de ciberseguridad, block-­chain o web3.

Por otro lado, otros despachos se están replanteando su llegada a la ciudad. Un claro ejemplo es el caso de RCD, que, tras su reciente apertura en Córdoba, tiene pensado inaugurar una oficina en Málaga ante la presencia de startups y empresas medianas que emergen en la urbe andaluza. También es cierto que, desde hace mucho tiempo atrás, bufetes como Cuatrecasas, Garrigues o Dikei ya eligieron Málaga como una de sus sedes para prestar sus servicios, pero el verdadero desembarco es ahora por el bum tecnológico.

Los despachos tienen claro que la presencia de su firma en Málaga es una oportunidad de desarrollo y de crecimiento de su negocio. La entrada de los despachos en la ciudad andaluza también se produce mediante alianzas estratégicas con algún bufete autóctono fuerte. Según Romero, “los despachos grandes cada vez más van a querer venir a Málaga, pero lo harán por la vía de compra de algún bufete o talento local”. Y, como consecuencia, “no va a ser un gran desembarco de capital humano y material que se implanta de cero en la ciudad. Lo que estamos viendo hasta ahora es que los despachos hacen ofertas a las firmas locales para quedarse con el talento a cambio de implantar más capital”, expresa.

Lugar idílico

Como ya se reveló en un estudio elaborado por la consultora inmobiliaria Savills, Málaga es el segundo destino más atractivo para las empresas digitales. Solo Dubái es capaz de seducir más a las tecnológicas que la ciudad de Andalucía. Prueba de ello es que Málaga acoge a un total de 72 multinacionales. Y en el último año han sido 27 las entidades que se mudaron a Málaga con una oferta laboral cercana a los 3.000 puestos de trabajo, escenario que los despachos han seguido muy de cerca.

“Málaga tiene factores muy relevantes como es el clima, las playas, la idiosincrasia propia de la ciudad. Pero también hay que destacar la importante labor que ha hecho el Gobierno local a la hora de favorecer mucho la inversión, de estar muy abierto a cualquier proyecto y de facilitarlo. Si tú vas a invertir en un sitio donde te ponen problemas, al final te vas y no lo recomiendas. En Málaga parece que todo es ayuda, que se ha apostado mucho también por apoyar al sector tecnológico, pero, sobre todo, hay una estabilidad y una ambición como ciudad de atraer cada vez más gente y de captar a empresas importantes. Eso está muy bien visto y es lo que llama a los negocios”, afirma José Vicente Morote, socio codirector de Andersen en España y Portugal.

‘Hub’ tecnológico

Entidades tecnológicas de gran renombre se han instalado en la urbe andaluza. Vodafone, multinacional experta en el área de las telecomunicaciones, inauguró el pasado mes de septiembre su segunda sede I+D Innovation Campus en las instalaciones de la Universidad de Málaga. La tecnológica francesa Capgemini también puso a Málaga en el punto de mira el año pasado para abrir dos nuevos centros, uno especializado en ciberdefensa y otro dedicado a tratar los servicios de tecnología en la nube. Además, se espera que Google, uno de los pesos pesados de la tecnología a nivel mundial, abra las puertas de su nuevo centro de ciberseguridad a finales de noviembre. Un espacio de investigación dedicado a prevenir las amenazas de malware y proteger a los ciudadanos mediante la aplicación de herramientas tecnológicas de primer nivel.

Sin embargo, la presencia de estos estandartes tecnológicos no parece ser el motivo principal para que los despachos más humildes hayan decidido recalar en Andalucía. Según los expertos, el objetivo de las firmas medianas es captar a pequeñas empresas y startups por su volumen de negocio y su capacidad de progresión de cara al futuro. “En 10 o 15 años las pequeñas empresas se convertirán en entidades punteras en sectores digitales o desempeñarán actividades de gran importancia. Ese potencial empresarial es lo que atrae a los despachos de abogados”, comenta Félix Gutiérrez, de Dikei Abogados

Cónclaves de referencia

Congreso Abogacía Malagueña. A finales de la semana anterior, tuvo lugar el 18º Congreso Jurídico de la Abogacía de Málaga en el Palacio de ferias y Congresos de la ciudad andaluza. Durante el evento, se trataron diversos temas de actualidad que asolan el sector jurídico como la aplicación de la inteligencia artificial, medidas para el blanqueo de capitales o las modificaciones legislativas de la Ley de Seguridad Ciudadana.

En 2024. La Federación Europea de Colegios de Abogados ha seleccionado a Málaga como nueva sede para celebrar su próximo congreso, que tendrá lugar en junio de 2024. La ciudad andaluza acogerá este evento para abordar cuestiones legales críticas. Una oportunidad para destacar “la capacidad de Málaga para acoger un evento de tal magnitud en el sector de la abogacía”, señala Salvador González, decano del Colegio de Abogados de Málaga.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_