Inversión

Guía para comprar letras al 3% y batir a los depósitos

La deuda del Tesoro a corto plazo recupera las rentabilidades de hace una década y ofrece una alternativa mucho más rentable que el ahorro bancario

Letras del Tesoro pulsa en la foto

El fin de los tipos cero ha devuelto el atractivo a la renta fija. Los rendimientos negativos que venían acompañando al mercado dicen adiós y ya son muchos los inversores que empiezan a mirar de reojo este activo. Encontrar rentabilidades atractivas a plazos cortos no es tan complicado y un buen ejemplo de ello fue la última subasta de letras efectuada por el Tesoro. Los títulos a 12 meses pagan cerca de un 3% mientras la deuda a seis meses da un 2,58%, unas rentabilidades que no se veían desde mediados de 2012 y que baten a los mejores depósitos al mismo plazo.

Como constató el secretario general del Tesoro, Carlos Cuerpo, en la presentación de la estrategia de financiación de este año, es de esperar que con estos rendimientos la demanda de los inversores siga siendo elevada. Ahora que el BCE empezará a rebajar las tenencias de deuda, Cuerpo confía en que su puesto pase a ser ocupado por el resto de los inversores. Aunque a cierre de 2022 los particulares eran propietarios solo del 0,11% de la deuda en circulación, los rendimientos que empiezan a ofrecer las letras pueden convertirse en un gancho para los pequeños inversores.

Más allá de los fondos de inversión de renta fija, los particulares que quieran comprar letras, así como bonos u obligaciones, pueden hacerlo directamente. Para ello disponen de tres opciones. La primera de ellas es recurrir a cualquier oficina del Banco de España. Aquí bastará con llevar el DNI (original o copia), los datos de la cuenta de abono y el dinero a invertir. El importe se puede abonar a través de transferencia. La segunda alternativa pasa por la web del Tesoro en la opción de servicio de compraventa de valores. Para ello bastará con disponer de un certificado digital o el DNI electrónico. Como ocurre con la compraventa de acciones, los inversores particulares pueden comprar letras a través de las entidades financieras (bancos o cajas) así como sociedades o agencias de valores. A la hora de elegir una alternativa u otra el importe y las comisiones que lleve implícito el servicio serán clave.

Si se recurre a la primera alternativa, el nominal mínimo a invertir es de 1.000 euros, pero el dinero a de­sembolsar en el Banco de España es el depósito previo que se fije antes de la subasta. En el caso de las letras, a día de hoy el depósito es del 101%, es decir, 1.010 euros por título. Tanto la apertura como el mantenimiento de una cuenta en el Banco de España son gratuitos. Solo se deberán pagar comisiones en el caso de las transferencias de efectivo. Desde el 2 de enero de 2005 las comisiones están fijadas en 1,5 por mil, con un mínimo de 0,9 euros y un máximo de 200 sobre el importe que se vaya a transferir. Es decir, la compra de una única letra del Tesoro tiene en el Banco de España una comisión de solo 1,5 euros, un precio mínimo e indudablemente más barato que la inversión en cualquier otro producto financiero. En caso de querer anular una petición antes de la celebración de la subasta es necesario estar en plazo. Si se ha realizado presencialmente a través del Banco de España el inversor dispone hasta el día anterior de la subasta.

Si se contratan las letras a través de una firma financiera, las condiciones y gastos dependerán de cada entidad. Para conocer mejor las comisiones, lo aconsejable es acudir a la oficina bancaria. Muy pocas entidades dan el detalle de cómo contratar letras del Tesoro, con la excepción de Bankinter y Santander. La compra de letras a través de una oficina de la entidad que preside María Dolores Dancausa puede tener una comisión de hasta el 0,3%, dependiendo del importe. El bróker de Santander aplica un margen del 0,20% con base anual sobre el nominal contratado.

Además de la cuantía y las comisiones, los inversores deben tener presente el plazo en el que pueden prescindir del dinero (3, 6, 9 o 12 meses) y el calendario. El Banco de España no permite a los clientes realizar operaciones en el mercado secundario. En caso de que los inversores quieran desprenderse de los títulos antes de que expiren, deben traspasarlas a los intermediarios habituales.

Fechas y alternativas para los inversores conservadores

Próximas subastas. En la estrategia de financiación del Tesoro se publica un calendario con las principales subastas del año, a excepción de las sindicadas, que se realizan en función de las condiciones del mercado. Después de la emisión inaugural celebrada esta semana, el próximo 18 de enero el Tesoro emitirá letras a tres y nueve meses. Para febrero (8 y 15) están programadas otras dos subastas de deuda a corto plazo. Lo habitual son dos subastas de letras al mes.

Fiscalidad. Las letras son valores de renta fija a corto plazo que están plenamente garantizados. Los rendimientos están exentos de retención a cuenta tanto en el IRPF como en el impuesto sobre sociedades, sin perjuicio de que haya que incluirlos en la declaración anual de dichos impuestos.

Depósitos. A día de hoy, el depósito más rentable lo comercializa WiZink que ofrece un 2,5% TAE a 34 meses. Al plazo de 12 meses no hay depósitos que compita con el casi 3% que ha pagado el Tesoro en la subasta de esta semana. EBN y Pibank, con los depósitos más rentables a un año, apenas pagan el 2% a ese mismo plazo.

Normas
Entra en El País para participar