Amazon ya está valorada como si fuera un monopolio

Sus detractores políticos intentan colgarle demandas por lo que puede llegar a hacer, no por lo que hace ahora

Centro de Amazon en Phoenix (Arizona, EE UU).
Centro de Amazon en Phoenix (Arizona, EE UU). reuters

Amazon dice que la idea de que está exprimiendo ilegalmente a sus comerciantes es “exactamente al revés”. El fiscal general de California, Rob Bonta, acusó la semana pasada a la empresa creada y presidida por Jeff Bezos de violar la ley antimonopolio, en el mayor desafío legal del gigante del comercio electrónico, valorado en 1,3 billones de dólares. Independientemente de que la postura de California prevalezca o no, los inversores ya han concedido a Amazon una valoración de mercado digna de un monopolio.

La demanda presentada el día 14 culpa a Amazon de castigar a los minoristas que ponen los productos a un precio más barato en otros lugares, como Walmart, Target o eBay, o incluso en sus propias webs, diciendo que esto establece en la práctica un precio mínimo para los bienes. El fiscal general de California, Rob Bonta, dice que las normas de Amazon mantienen los precios artificialmente altos.

Amazon, por su parte, argumenta que obligarle a mostrar productos a precios más altos sería “extrañamente” antitético con los objetivos de la normativa antimonopolio. Eso es válido en el sentido de que los órganos de competencia han tendido a centrarse en los precios al consumidor.

El dominio de Amazon en el comercio electrónico puede atraer enemigos, pero también le confiere un precio superior en Bolsa. Una forma de valorar la parte minorista de Amazon es eliminar de la ecuación su negocio más rentable, la nube de Amazon Web Services. Si se valora al mismo nivel de ingresos que Oracle, esa división tendría un valor empresarial de 370.000 millones de dólares, dejando el negocio minorista en cerca de un billón.

Esa valoración es más del doble de las ventas minoristas de Amazon el año pasado. Pero hay otra forma de verlo. Sus rivales Walmart y Target cotizan a menos de 0,9 veces sus ingresos. Si partimos de esa base como un múltiplo razonable para Amazon una vez alcance su madurez, es como si los inversores dijeran que la empresa puede generar más de 1,1 billones de dólares en ventas. Si dos tercios de esa cifra proceden de Norteamérica, equivale a que Amazon se haga con el 75% del mercado de comercio electrónico de Estados Unidos.

Los ingresos de Amazon aún no se acercan a esa cifra. Sin embargo, esa valoración superior es un reflejo implícito del poder de mercado potencial de la empresa. Esto no es muy útil para los detractores políticos de Amazon, ya que intentan colgar demandas sobre lo que la empresa hace ahora en lugar de lo que podría hacer más adelante. Pero a largo plazo, o California lo está entendiendo exactamente al revés, o lo están haciendo los accionistas de Amazon.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías