Mis finanzas

El lento despertar del ahorro tras 6 años de letargo al cero

Sabadell y Bankinter reactivan la remuneración de las cuentas en una primera respuesta al alza de tipos y ante la ofensiva de las entidades online y las fintech

Interés depósitos Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Ese infierno de rentabilidad cero en el que vivían los ahorradores españoles ‑paraíso para los endeudados‑ está llegando a su fin con las subidas de tipos, iniciada este verano por el Banco Central Europeo (BCE), primero con un alza de 0,5 puntos, y confirmada este pasado jueves con otra del 0,75 que coloca el precio del dinero en el 1,25%. Del mismo modo, los tipos de la deuda se han disparado, con el bono español a 10 años al 2,8% y el de dos años al 1,5%. Los tipos cero que han regido durante seis años ya se han terminado para la eurozona y la noticia es especialmente relevante para las familias españolas, fieles al ahorro más conservador.

Pese a no recibir ninguna rentabilidad por sus cuentas corrientes o depósitos, las familias han sido fieles a sus bancos, donde atesoran nada menos que 1,049 billones de euros, el 40% de su ahorro financiero (2,654 billones) con datos del primer trimestre de este año. Dinero que, pese a una rentabilidad real negativa, ha ido creciendo trimestre a trimestre.

El entorno es ahora mucho más alentador para la remuneración del ahorro, aunque no vayan ni mucho menos a dispararse los intereses que pagan los bancos. Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), se muestra pesimista sobre una guerra del pasivo. “Los bancos han conseguido en estos años de tipos cero aglutinar mucho ahorro sin remuneración. Los grandes se están aprovechando y no ven grandes incentivos para ofrecer remuneración y así está ocurriendo, que solo bancos pequeños y con necesidad de captación lo hacen y de forma limitada con productos reclamo”. “Soy pesimista, a no ser que alguna entidad inicie movimientos y empuje a otras”, concluye.

Los bancos intentarán recomponer sus márgenes entre lo que retribuyen al cliente (depósitos) y lo que perciben (créditos y préstamos) después de muchos años de dificultades para hacer su negocio tradicional. Los medianos han comenzado los primeros escarceos con el ahorro, pero lejos de una verdadera guerra de pasivo que, de momento, no se espera. Así, Sabadell y Bankinter han dado los primeros pasos. Sabadell ha sacado la Cuenta Online con una rentabilidad del 1% TAE para un saldo máximo de 30.000 euros durante el primer año sin necesidad de ningún tipo de vinculación. Si el cliente se vincula con domiciliación de recibos o con una nómina de más de 700 euros obtendrá una rentabilidad del 2%. Además, el banco entrega 50 euros de regalo por abrir una cuenta.

Bankinter siempre mantuvo su cuenta nómina para nuevos clientes con retribución del 5% TAE el primer año y el 2% el segundo para un máximo de 5.000 euros, pero ahora ha lanzado una cuenta en dólares con una rentabilidad del 2% TAE para el depósito a 12 meses desde 15.000 dólares y un 1,8% TAE a seis meses. Aunque diste del depósito clásico por el riesgo de divisa que implica, marca una tendencia para la llegada de nuevos productos como los depósitos estructurados.

Dentro de los grandes, BBVA se ha movido muy tímidamente al ofrecer 150 euros por la apertura de nuevas cuentas con nómina o pensión. Por su parte, el consejero delegado de Caixabank (entidad con mayor volumen de depósitos en España), Gonzalo Gortázar, ya dijo en la última presentación de resultados que “nuestra estrategia va a seguir no por la vía de remunerar los depósitos, sino por la vía de ayudar a nuestros clientes a que obtengan mejores rentabilidades asumiendo un cierto riesgo, en función de sus objetivos y, sobre todo, de su horizonte de inversión”. Apuntó directamente a los fondos.

La búsqueda de nuevos clientes sí ha hecho más ágiles a las fintech y a la banca online a la hora de mejorar sus ofertas de depósitos. EBN Banco ofrece depósitos Syncon Plus que van del 1% a plazo de 12 meses al 1,5% a 36 meses para importes a partir de 10.000 euros. La cuenta ahorro Bienvenida Nómina de Openbank da un interés de un 2,58% TAE durante el primer año por un máximo de 5.000 euros.

Orange Bank aumenta a partir del 1 de octubre la remuneración de su cuenta de ahorro desde el 0,5% TAE hasta el 0,7% para cantidades de hasta 100.000 euros. Eso sí, exige ser cliente de cualquiera de sus productos. Renault Bank ha subido la remuneración de su depósito desde el 0,55% hasta el 0,7% TAE sin ningún límite de cantidad de ahorro, que puede alcanzar el 1,4% de ganancia a dos años. MyInvestor cuenta también con un depósito al 1% TAE para importes máximos de 20.000 euros. Por su parte, Pibank (grupo Pichincha) ofrece hasta el 6 de octubre un depósito al 1,2% TAE sin límite de importes. Ahora falta ver si los grandes entran en esta competición.

Menos da una piedra

Tipos reales. Esta lógica búsqueda de rentabilidad en los depósitos encuentra pronto un punto de desánimo cuando se enfrenta a la realidad de la inflación. Un 2% de remuneración anual en el mejor de los casos frente a una subida de precios del 10,4% en el mes de agosto en la economía española da como resultado tipos reales negativos de 8,4 puntos. La depreciación del valor adquisitivo del ahorro solo se modera un poco.

Plazo. El propio Banco Central Europeo destacó el pasado jueves que los tipos seguirán subiendo, siempre de acuerdo a cómo evolucionen los precios. Las ofertas bancarias más atractivas son las de más largo plazo, pero puede que a meses vista queden desfasadas.

Normas
Entra en El País para participar