Diglo, el nuevo ‘servicer’ de Santander, empieza a operar con 5.000 millones en activos bajo gestión

La compañía se integra bajo el paraguas de Deva Capital

Logo de Santander en una de sus oficinas.
Logo de Santander en una de sus oficinas. Getty

Diglo, el nuevo 'servicer' de Santander, ha comenzado a operar con una cartera de activos de más de 5.000 millones de euros, tras haber separado sus sistemas de gestión y su soporte informático de la plataforma que hasta ahora compartía con Aliseda, según ha anunciado el banco este martes. En su portal web ya se pueden encontrar activos inmobiliarios, tanto de Santander como de otros clientes de la compañía.

La compañía se integra bajo el paraguas de Deva Capital, que a su vez forma parte del Grupo Banco Santander y hereda una línea de negocio de este grupo, 'servicing', en funcionamiento desde el año 2018. La firma ha indicado que Diglo nace con "plena autonomía, vocación multicliente" y la aspiración de crecer en el mercado a través de la captación de nuevos clientes y el crecimiento orgánico mediante los actuales.

Las tres áreas en las que se apoya el modelo de negocio de Diglo son la gestión de préstamos fallidos (NPL), el saneamiento y comercialización de activos inmobiliarios (REO) y los servicios complementarios a estos ámbitos, que incluyen desde servicios legales y de asesoramiento hasta mantenimiento y gestión de instalaciones.

La compañía cuenta con una cartera de activos bajo gestión de más de 5.000 millones de euros, que combina NPL y REO. El área de REO agrupa más de 4.000 activos bajo gestión de variada tipología (primeras residencias, viviendas vacacionales, activos logísticos, residencias y oficinas) repartidos por todo el territorio nacional, mientras que los NPL corresponden a 200.000 contratos en gestión, de los que el 70% del volumen en gestión es de pymes.

En cuanto al equipo de Diglo, está integrado por perfiles sénior con alto nivel de especialización y experiencia en el sector del 'real estate'y del 'servicing'. La mayoría del equipo se localiza en las oficinas corporativas de la compañía, situadas en Madrid, y cerca del 30% de la plantilla trabaja desde las ocho delegaciones regionales de Diglo, ubicadas en A Coruña, Barcelona, Valencia, Alicante, Málaga, Pamplona, Sevilla y Valladolid. La empresa cuenta, además, con equipo en Córdoba, Vigo, Tenerife y Las Palmas.

Al equipo se une una amplia red de colaboradores externos que permiten a Diglo "combinar su servicio ágil y flexible con un enfoque multicartera, atendiendo grandes volúmenes bajo gestión sin perder agilidad en el proceso de 'onboarding' de porfolios ni flexibilidad en su operativa cotidiana", ha destacado la compañía, que trabaja también con una red de cerca de 500 Agentes de Propiedad Inmobiliaria (APIs) distribuidos en las principales regiones españolas y con más de 40 despachos especializados en 'Business Process Outsourcing' (BPO).

Normas
Entra en El País para participar