Arnaud Ribault (Citroën): “Los concesionarios de la marca no están enfadados con el cambio de contrato”

El director de la firma en Europa asegura que la red de venta se verá beneficiada con el nuevo esquema de distribución que comenzará el año que viene

La compañía apuesta por su expansión en América del Sur e India

Arnaud Ribault, director de Citroën en Europa.
Arnaud Ribault, director de Citroën en Europa.

El grupo Stellantis, el mayor productor de coches en España, con sus plantas de Vigo, Zaragoza y Madrid, se encuentra en plena transformación de su modelo de distribución en Europa. En mayo de 2021, el fabricante hizo llegar una carta a todos los concesionarios de su red en el Viejo Continente, en la que les comunicaba el fin de su contrato con la automovilística con dos años de antelación. La decisión provocará que a partir de junio de 2023 echen el cierre el 39% de los concesionarios de la compañía en nuestro país y, los que continúen, pasarán a vender todas las marcas del grupo. Una de ellas es Citroën, cuyo director en Europa, Arnaud Ribault, concedió una entrevista a CincoDías en las instalaciones de Stellantis en Madrid.

¿Cómo marchan las conversaciones de Citroën con su red para los nuevos contratos?

Justo acabamos de visitar a uno de nuestros distribuidores en Alcalá de Henares. Tuvimos una conversación muy interesante sobre cómo está la situación, cómo ven el mercado. Creo que ha sido muy positiva. Trabajamos con nuestros concesionarios para alcanzar el mejor contrato y las mejores condiciones para construir la distribución del mañana en un mercado que estará electrificado y con unos clientes que quieren, cada vez más, tener una experiencia omnicanal, tanto online como offline. Esto significa que si el usuario pide su coche por Internet, pueda optar por que se lo entreguen en el concesionario, o que si visita el concesionario, pueda probarlo y luego comprarlo por internet. Esto no sería un problema ni para el cliente ni para el concesionario, pero hoy no es así. Nuestros distribuidores y nosotros estamos de acuerdo en que hay que ir hacia la omnicanalidad, además de prestar atención al coste de distribución. Si no, el coche será más caro y Citroën tiene el objetivo de hacer vehículos asequibles.

¿Entonces no están enfadados los concesionarios con este cambio?

No. Compartimos el punto de vista de que hay que enfrentar la transición energética y el contexto global que vive la distribución. Lo que Stellantis propone es una solución en la que queremos reducir el costo de la distribución, brindando una mejor experiencia para nuestros clientes y asegurar el nivel de rentabilidad de nuestros futuros socios. Este es el objetivo. Nunca hemos dicho que no queremos tener distribuidores. Para conseguir esto, desarrollaremos concesionarios multimarca. Es posible que en algún momento cuando hacemos transformaciones de este tipo, pueda haber distribuidores que no estén de acuerdo. Pero esta es una transformación estratégica. No es contra nadie, debemos de hacerlo juntos.

¿Cuál es la rentabilidad de los concesionarios de Citroën?

En España en 2021 fue del 0,5%.

¿Está notando una mejora en el suministro de microchips? ¿Prevé que la segunda parte del año será mejor?

No y tampoco vemos señales de que la segunda parte del año vaya a ser diferente, creemos que seguiremos en el mismo contexto complicado.

¿Cuál es el tiempo de espera para un cliente que compra un Citroën?

Depende del modelo. Hay que destacar que en el mercado español tenemos coches disponibles en stock para darle la posibilidad a algunos clientes de tener una entrega inmediata, para aquellos privados y pequeñas empresas con una necesidad urgente. Pero si el cliente quiere un producto en concreto, el C4 y el C5 Aircross, por ejemplo, tienen unos tiempos de espera de en torno a cuatro meses. En los vehículos comerciales como Jumpy o Berlingo el tiempo medio es de seis meses.

¿Cuándo prevén que se acortarán estos tiempos de espera?

Para 2023 esperamos una mejora progresiva en turismos. Para los vehículos comerciales quizá tome un poco más de tiempo por la alta demanda que tenemos.

Stellantis solo da cifras como grupo. ¿Citroën en 2021 dio beneficios?

Es cierto que no comunicamos datos sobre la rentabilidad de nuestras marcas, aunque sí lo hacemos por regiones. Pero puedo decir que Citroën es rentable. Es un pilar de Stellantis.

El grupo señaló en su plan estratégico que en 2030 pretende facturar 300.000 millones de euros. ¿Qué parte le corresponderá a Citroën en esa cifra?

En 2030 prevemos que el peso de la marca siga siendo el mismo que el de hoy. Somos la segunda firma de Stellantis en Europa en volumen, por detrás de Peugeot. Lo que sí cambiará para Citroën hasta 2030 es la expansión de la marca fuera de Europa. Queremos continuar con nuestra expansión en India, en China, así como en América del Sur. Ese es uno de los grandes cambios de Citroën, pero dentro de Stellantis mantendremos el mismo peso.

¿De esos mercados que ha mencionado, cuáles son los más interesantes para la marca?

Claramente, América del Sur con Brasil, Argentina y Chile, pero también el mercado indio. Allí, hemos invertido para levantar una nueva fábrica en la que hacemos el C5 Aircross.

¿Qué previsiones de ventas tienen para este año?

No tenemos ninguna previsión para dar, pero lo que sí puedo decir es que estamos haciendo una auténtica revolución en cuanto a ofensiva de producto en Citroën. El año pasado fue el despegue del C4 y el EC4 [la versión eléctrica]. En Europa el C4 [que se ensambla en la planta de Madrid] es número dos en el segmento C , a no mucha distancia del VW Golf, y en España también estamos segundos, aunque creo que deberíamos de ir primeros. Nuestro C3 es número tres en España en el segmento B y en Europa es realmente un éxito, porque es un coche del que solemos vender entre 200.000 y 210.000 unidades anuales. Además, también lanzamos el nuevo Citroën C5 X, el coche con el que volvemos al segmento D, un segmento en el que solíamos estar con el C5. A su vez, ahora lanzamos el nuevo diseño del C5 Aircross. Con todas esas cosas creo que la ambición de Citroën es seguir progresando y tener una situación comercial dinámica. No estamos muy seguros de cuál será la evolución de las matriculaciones, pero la ambición de la marca es continuar ganando cuota de mercado.

Normas
Entra en El País para participar