Es oficial: USB tipo C será obligatorio en todos los teléfonos, ¿cuándo?
Unsplash

Es oficial: USB tipo C será obligatorio en todos los teléfonos, ¿cuándo?

Todos los smartphones, incluyendo los iPhone, tendrán que utilizar esta conexión.

Bien es cierto que actualmente la variedad de puertos de carga en los teléfonos no es excesivamente grande (nada que ver con lo que ocurría cuando se lanzaban los primeros modelos), pero no queda mucho para que todos utilicen la misma en Europa. La elegida es USB tipo C y esta decisión desde hoy es oficial.

De esta forma, tanto los dispositivos que usan sistema operativo Android como los que hacen lo propio con iOS, tendrán que utilizar esta interfaz de conexión. Sí, los iPhone tendrán que mirar al nuevo estándar que ha elegido la Unión Europea y, evidentemente, lo harán porque el mercado es lo suficientemente suculento como para quedarse fuera de él. En definitiva, que en no mucho tiempo se dirá adiós a Lightning.

¿Cuándo se tendrá que cumplir esta normativa?

Pues todavía falta un poco, pero no es tanto como lo que algunos vaticinaban: en otoño de 2024 ya no se podrán vender dispositivos móviles que no empleen USB tipo C. De esta manera, llega una armonía que desde hace tiempo se buscaba con diferentes objetivos. Uno de ellos es reducir al máximo la basura tecnológica que se genera anualmente. Y, otro, que los usuarios no se vuelvan locos a la hora de elegir un cargador para su smartphone. Todos serán compatibles, aunque la potencia de salida será diferente y aquí habrá que estar atentos para aprovechar al máximo las tecnologías de carga rápida -pero existe un intento para estandarizar esta opción, pero parece mucho más complejo-.

Cable con puerto USB tipo C
Unsplash

Una vez que la normativa está resuelta y que solo falta únicamente la aprobación por parte del parlamento europeo, donde saldrá adelante con toda probabilidad, queda claro que en Europa los líos con los adaptadores de carga será algo del pasado. Y, además, esto también será positivo en lo que tiene que ver con el uso de accesorios, lo que también es bastante positivo. Si te preguntas si es necesario hacer esto con la carga inalámbrica, no se ve el motivo debido a que actualmente todos los fabricantes utilizan tecnología Qi, por lo que no existe un problema similar a resolver.

No solo afecta a los smartphones

Es importante mencionar que esta decisión no se centra exclusivamente en los teléfonos, aunque son los más llamativos, claro. La práctica totalidad de los equipos que se consideran tecnológicos tendrán que dar el mismo paso. Un ejemplo son las consolas; ordenadores portátiles -estos cuentan con 40 meses más para adaptarse-; tablets; auriculares; e, incluso, los libros electrónicos (aquí Amazon tendrá que trabajar para cumplir con todo en sus Kindle). Sorprendentemente, los relojes inteligentes y smartband no estarán obligados, lo que parece debido a que lo habitual es encontrar carga magnética en los adaptadores.

Por lo tanto, se busca una normalización que tiene todo el sentido del mudo y, en consecuencia, es un gran acierto que seguro que los usuarios lo agradecerán enormemente. Buenas noticias, no cabe duda.

Normas
Entra en El País para participar