Renovables

Siemens presenta una opa por Gamesa a 18,05 euros por acción

La alemana aspira a controlar el 100% de Gamesa y excluirla de cotización.

Prevé ahorros de 300 millones y dice que España "será importante" en el grupo integrado

Siemens presenta una opa por Gamesa a 18,05 euros por acción
AFP

Siemens Energy ha anunciado una opa para tomar el 100% de Gamesa y excluir de cotización la española, de la que ya ostenta el 67% del capital. La oferta es de 18,05 euros por acción, íntegramente en efectivo, un 7,8% por encima de la cotización que, tras las primeras informaciones sobre la probable oferta de Siemens, ya había subido un 25% la semana pasada.

La oferta no está condicionada a ningún umbral de aceptación. Siemens Energy ha anunciado la oferta, un paso tras el que no puede echarse atrás, y está obligada a presentar el folleto en el próximo mes. El calendario de la operación, después, dependerá de las autorizaciones de la propia CNMV y de otras autoridades.

El anuncio pone fin, así, a meses de especulaciones sobre el futuro de la empresa, en particular desde que Iberdrola saliera del capital en 2020. Entonces, Siemens llegó al 67% actual pagando 20 euros por acción, un 8% más que ahora. Los malos resultados de la empresa, con pérdidas de 780 millones en el pasado semestre, han pesado sobre la acción, que marcó este mes mínimo desde junio de 2020 en 13,30 euros, una caída del 36% en el año. La acción alcanzó los 33 euros a finales de 2021. A 18,05 euros, la operación valora Siemens Gamesa en 12.294 millones de euros, de modo que el desembolso por el 32,93% que aspira a comprar ahora ascenderá a 4.048 millones.

El pasado lunes Siemens Energy confirmó que estudiaba la oferta, después de una información de la agencia Bloomberg que disparó la cotización de Gamesa un 12% antes de que la CNMV la suspendiera. El valor siguió al alza al reanudarse la contratación y al día siguiente, con el mercado dando por hecho la operación y haciendo cábalas sobre una oferta a entre 18 y 19 euros. Ya en enero la acción se disparó tras una información de la agencia Reuters que hacía referencia también a una posible opa. Algunos accionistas de la empresa, como el fondo Union Investment, han pedido también la opa de exclusión.

Este mes, la empresa ha publicado unas pérdidas de 780 millones de euros en el primer semestre. SG ha padecido en sus márgenes los retrasos de proyectos, que acarrean sanciones, y el aumento de los costes de la energía eléctrica y de materias primas como acero y cobre, así como a interrupciones en la cadena de suministros. La empresa acarrea además problemas con el desarrollo de modelo de turbina terrestre 5.X, que tiene una capacidad unitaria de 6,6 MW, la mayor en este ámbito.

Con todo, los planes de la firma para repercutir los costes en mayores precios han recibido el visto bueno del mercado. Jochen Eickholt asumió el cargo de director general de Siemens Gamesa en marzo, sustituyendo a Andreas Nauen, que llevaba menos de dos años en el cargo.

El precio de la opa, que debe ser verificado como equitativo por la CNMV, se basa en un informe de valoración de PwC como experto independiente, un paso que exige la normativa en el caso de las opas de exclusión. La empresa destaca que paga una prima del 27% sobre el precio previo a las últimas informaciones sobre la opa.

La intención de Siemens Gamesa es excluir de negociación la sociedad española. Aunque con la oferta no alcance el umbral del 90% necesario para una exclusión automática (en la que la empresa compra forzosamente las acciones que no han acudido a la opa), la intención de Siemens Energy es decretar la exclusión por una segunda vía. Si alcanza el 75% del capital aprobará en junta de accionistas la exclusión de Bolsa, escenario en el que los accionistas también tendrían la opción de vender las acciones a los citados 18,05 euros.

La operación se lanza con la intención de integrar los negocios y ahorrar costes, según ha indicado Siemens Energy. La integración se traducirá en ahorros de costes de hasta 300 millones de euros al año, alcanzables en tres años. Siemens también espera sinergias de ingresos, que cifra en "tres dígitos para el final de la década". Los objetivose alcanzarán mendiante "una estructura corporativa simplificada, una estrategia unificada y operaciones integradas, mayor capacidad de adaptación en un entorno muy dinámico, y mayor acceso a la financiación".

La empresa no ha concretado sus planes para las actividades con sede en España: "España seguirá desempeñando un papel importante en las actividades del Grupo. El éxito de la transacción permitirá condiciones de trabajo competitivas para los empleados actuales y futuros".

La empresa ha firmado la financiación con Bank of America y JP Morgan, pero prevé financiar la compra con acciones, dentro de su compromiso con un rating de grado de inversión. Baraja una ampliación de capital con derechos de suscripción para los accionistas actuales por 2.500 millones de euros. El resto de la operación la cubrirá con deuda o efectivo.

Normas
Entra en El País para participar