Bolsa

La opa de Siemens Gamesa revive el apetito por las renovables

El fabricante de aerogeneradores sube un 26% en la semana

Siemens Gamesa pulsa en la foto

Los esfuerzos de Europa por reducir su dependencia energética de Rusia unido a las operaciones corporativas devuelven el apetito inversor por las energías renovables. En una semana en la que todas las miradas han estado puestas sobre Siemens Gamesa, las cotizadas vinculadas a las energías limpias han aprovechado los ecos de opa para sumarse a las compras.

Aunque el fabricante de aerogeneradores ha sido el protagonista indiscutible tras subir en un 25,95% en las últimas cinco sesiones, el grueso de las renovables ha registrado suculentos ascensos. En un entorno de gran indefinición en el que la geopolítica, las dudas sobre el crecimiento y las tensiones inflacionistas marcan el rumbo de los mercados, lograr rentabilidades positivas se ha convertido en toda una proeza. Grenergy se ha anotado un 13,54%; Solaria, un 5,76%; Soltec, un 7,18% y Acciona Energía, un 10,45%. Solo Audax, cotizada en la que los bajistas mantienen posiciones cortas sobre el 6,5% del capital, escapa a esta corriente y retrocede un 5,22% en la semana. Entre los grandes valores de la Bolsa española, Iberdrola, una compañía que en los últimos años ha reforzado su apuesta por las renovables, se anota un 3,93%.

A pesar de estos ascensos, en lo que va de año tres de ellas siguen registrando pérdidas. Siemens Gamesa, objeto de deseo en las últimas jornadas, sigue padeciendo la debilidad de sus cuentas. En el primer trimestre de su ejercicio fiscal la compañía se anotó unas pérdidas de 780 millones. Los números rojos unido a las expectativas de subida de tipos llevan a la compañía a retroceder un 20,5%, descenso que se amplía al 37,69% en Soltec y que ronda el 6,4% en Audax.

Mejor suerte corre Solaria. Después de la corrección experimentada en 2021 (-27,58%), este año retoma la tendencia alcista y avanza un 27,69%, una subida moderada si se compara con el ascenso del 3.277% que experimentó entre 2015 y 2020. Junto a la empresa de placas solares se cuelan Acciona Energía (15,78%) e Iberdrola (8,4%). La compañía que preside Ignacio Galán se mantiene como la cotizada más valiosa de la Bolsa española (71.456,9 millones) desde que a finales de marzo destronara a Inditex (63.642,3 millones) del ranking.

Con la vista puesta en el medio plazo los inversores aconsejan prudencia. El repunte de los rendimientos de la deuda entra en competencia directa con la rentabilidad por dividendo de las empresas de energías renovables, uno de los ganchos para los inversores más conservadores. Aunque el departamento de análisis de Citi considera que el aumento de la capacidad de producción de las renovables dentro del programa de transición energética de la UE podría traducirse en una menor rentabilidad para estas cotizadas, los expertos creen que existen diferencias.

Una de las firmas que más gusta a los inversores es Iberdrola. La cotizada carece de consejos de venta. El 68% de las firmas que siguen al valor recomiendan comprar. Entre ella se sitúa Jefferies. Los expertos de la firma le conceden un potencial del 8% y elevan la previsión de beneficio por acciones para el periodo 2022-2025 en un 4% por los menores gastos de depreciación y amortización. “Las perspectivas de Iberdrola para el ejercicio 22 son sólidas”, remarcan. Por su parte el departamento de análisis de Barclays aconseja sobreponderar y considera que la cotización actual no refleja las fuertes ambiciones de crecimiento de Iberdrola en el mercado de las energías renovables.

 

 

Normas
Entra en El País para participar