En España ya se compran más coches de más de 15 años que vehículos nuevos

Este tramo de edad supone un 37% del mercado de segunda mano

La crisis de chips ha provocado que la oferta de automóviles de ocasión haya envejecido

Vehículos ocasión pulsa en la foto

La caída de las matriculaciones en España, generada por la crisis de microchips y los efectos de la guerra en Ucrania, ha provocado que en el primer trimestre de este año se hayan comercializado más vehículos de más de 15 años que coches nuevos. Según datos de Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios, entre enero y marzo se vendieron en el país 167.120 vehículos de más de 15 años, frente a los 164.399 coches nuevos que se matricularon en el mismo periodo.

“Al final, el mercado de ocasión no deja de ser un reflejo del de los nuevos y, aunque es más estable, también sufre las consecuencias, sobre todo, de la falta de oferta derivada de la crisis de los chips: existe un vacío en la oferta de usados jóvenes como consecuencia de que empresas y alquiladoras no están ‘fabricando’ estos modelos al no poder renovar sus flotas”, comenta a CincoDías el presidente de Ganvam, Raúl Palacios.

Esta distorsión del mercado se ha generado porque las automovilísticas, ante la escasez de oferta, han priorizado el mercado de particulares y han relegado a canales como el alquilador, cuyas matriculaciones se han desplomado un 63,8% entre enero y marzo, según los datos ofrecidos por Anfac, la patronal de fabricantes de automóviles. Al no tener coches nuevos, las empresas alquiladoras no renuevan su flota y dejan de nutrir con vehículos usados jóvenes al mercado de ocasión o segunda mano.

Un tercio del mercado

Por ello, la venta de automóviles de ocasión de entre uno y tres años se ha desplomado casi a la mitad, un 42,9%, en los primeros tres meses de 2022; mientras que la de más de 15 años ha crecido un 13,4%. Los vehículos de entre cinco y ocho años es el tramo de edad que más ha aumentado sus entregas en el primer trimestre respecto a un año antes, un 17%, hasta los 43.145 automóviles. Sin embargo, apenas suponen un 9,6% del mercado, frente al 37,2% que representan los coches de más de 15 años, cuyas transacciones se llevan a cabo sobre todo entre particulares.

“Esta situación agrava la calidad de la oferta de nuestro mercado de ocasión. De hecho, la antigüedad media del vehículo usado vendido en España no para de crecer. En marzo se situó en los 11,8 años, frente a los 10,6 años de marzo de 2021, haciéndole un flaco favor a un parque tan envejecido como el nuestro y dificultando la consecución de los objetivos de descarbonización”, añade Palacios.

Cabe resaltar que estos datos ya están depurados, es decir, Ganvam no tiene en cuenta las transferencias intermedias de vehículos y muestra las ventas a cliente final. Esto supone que, por ejemplo, cuando una persona vende su coche a una compañía que se dedica a la comercialización de vehículos de segunda mano y vende ese mismo coche a otro cliente, todo ese proceso se cuenta como una sola venta, explica Ganvam.

En su conjunto, el mercado de vehículos de ocasión retrocedió en el primer trimestre de este año un 1,8% respecto a 2021, lo que, indica esta asociación, supone volver al nivel de ventas de 2020, un año fatídico para el sector por el parón de actividad producido por la pandemia. Por comunidades autónomas, Madrid es la única región que ha registrado entre enero y marzo un gran aumento de las ventas de coches de ocasión, concretamente, del 25,2%. En contraste, en esta región las matriculaciones de coches nuevos descendieron en ese mismo periodo un 16,6%.

En cuanto a las tecnologías de propulsión, los diésel suponen casi seis de cada diez coches comercializados en el mercado de ocasión. Durante el primer trimestre del año, un 59% de los automóviles de segunda mano vendidos eran de gasóleo, con un total de 264.473 unidades. Los de gasolina, por su parte, representaron el 36% de las entregas, con 161.685 coches. El vehículo eléctrico puro apenas supuso un 0,7% del mercado, con 3.040 coches.

Por canales de venta, el de particulares acaparó siete de cada diez entregas, con un 69,6% de cuota. Este canal creció durante el primer trimestre de 2022 un 3,5%, hasta las 312.635 unidades. El de alquiladores (cayó un 30,8% en lo que va de año) y el de empresas (un 20,9% de retroceso) fueron los canales que más disminuyeron su volumen de ventas de coches de ocasión. Entre estos dos canales representan el 17,9% del mercado. El resto se lo reparten el renting (un 6,5% de cuota) y la importación (un 5,9%).

Normas
Entra en El País para participar