Sanciones

EE UU prohíbe que sus bancos canalicen pagos de deuda rusa y presiona para el 'default'

Moscú deberá buscar otras alternativas para cumplir con sus acreedores

El 25 de mayo EE UU se pronuncia sobre si extiende la dispensa para que los inversores del país puedan cobrar por la deuda pública rusa

Janet Yellen, secretaria del Tesoro de EE UU
Janet Yellen, secretaria del Tesoro de EE UU Getty Images

Estados Unidos ha tomado una decisión que va a elevar notablemente la presión sobre Rusia para declararse en suspensión de pagos. El Tesoro estadounidense ha paralizado los pagos de deuda soberana rusa en dólares en entidades financieras de EE UU, lo que forzará a Rusia a buscar otras alternativas para cumplir con sus acreedores.

La decisión está planteada, según han explicado desde el propio Tesoro de EE UU, para que Rusia se decante entre tres opciones: el drenaje de las reservas de su propio país, el gasto de los nuevos ingresos que obtenga o la declaración de impago. Hasta el momento, las entidades financieras estadounidenses han servido para canalizar los pagos de la deuda soberana rusa a los tenedores de sus bonos. Y Rusia ha podido emplear sus reservas en dólares en estas entidades, pese a estar congeladas, para cumplir con estos pagos.

De hecho, Rusia pudo pagar el pasado 17 de marzo el pago de un cupón de 117 millones de dólares utilizando como entidad depositaria una sucursal de Citi en Londres. JP Morgan, otra de las entidades que ha estado procesando los pagos, también ha recibido el veto del Tesoro de EE UU. La situación cambia ahora para el bono de 2.000 millones de dólares que venció este lunes, del que Rusia ha amortizado alrededor de las tres cuartas partes con anterioridad a ese vencimiento.

Hasta el momento, EE UU había permitido la participación de las entidades bancarias del país en los pagos de la deuda soberana rusa y ha concedido además una excepción para que los inversores extranjeros y estadounidenses puedan cobrar en EE UU por la deuda soberana rusa en divisa extranjera que poseen. Sin embargo esta dispensa, concedida a pesar de las sanciones para no dañar los intereses de esos inversores, finaliza el próximo 25 de mayo. Si EE UU rechaza renovarla, complicará de forma determinante los esfuerzos de Rusia por evitar la suspensión de pagos. Rusia afronta el próximo 27 de mayo el pago de cupón de emisiones en dólares y euros que vencen en 2026 y 2036.

El Banco Central de Rusia anunció la semana pasada que sus reservas en divisa extranjera y oro han descendido a fecha del 25 de marzo a 604.400 millones de dólares, el nivel más bajo desde el pasado agosto. Registran un descenso de 38.800 millones de dólares desde el pico marcado en febrero. Aun así, Rusia tiene congeladas las divisa extranjeras depositadas en bancos centrales occidentales, por alrededor de la mitad del total.

Estados Unidos, Reino Unido y la UE han lanzado una oleada de sanciones económicas contra Rusia en respuesta a su invasión de Ucrania. El aislamiento de su sistema financiero fue uno de los primeros pasos. Pero la venta de energía a la UE –que recibe de Rusia el 40% del gas natural y más del 25% del petróleo que consume– está sosteniendo de momento a la economía rusa. Ha logrado por ahora evitar la suspensión de pagos y el rublo se ha recuperado hasta los niveles previos a la invasión. Sin embargo, el mercado da una probabilidad de impago a la deuda soberana de Rusia del 90%.

 

 

Normas
Entra en El País para participar