Consejos para que los Apple AirPods sean eternos
Pexels

Consejos para que los Apple AirPods sean eternos

Conserva de forma adecuada estos completos auriculares

Los dispositivos tecnológicos no son precisamente los más duraderos que existen, siendo algunos de ellos especialmente frágiles en diferentes apartados. Un ejemplo son los Apple AirPods que tienen fama de no ser los que más tiempo puedes utilizar sin tener que cambiarlos. Pues bien, te contamos cómo hacer que te duren más tiempo.

El desgaste es inevitable, eso es cierto, pero no es menos verdad que es posible realizar algunas acciones de mantenimiento que harán que este sea menor y, por lo tanto, que puedas disfrutar de los cascos de Apple de los que estamos hablando. Por cierto, todos ellos son sencillos de hacer y no suponen un gasto adicional de dinero.

Haz que los Apple AirPods te duren más

Estas son cinco cosas que puedes hacer para lograr el objetivo de tener funcionales los AirPods sin que te den el más mínimo problema:

Cuida al máximo su batería: este componente es de los que menos durabilidad tiene, ya que su uso es intensivo. Para lograrlo, es muy importante que no los dejes enchufados más de lo necesario para que no sucedan sobrecargas innecesarias. De igual modo, si se descargan los cascos descargados mucho tiempo porque esto hace que se resienta la batería.

Ten en cuenta la temperatura: sin duda alguna es algo en lo que pocos se fijan y es esencial para no poner en riesgo a los auriculares. Los valores extremos no son buenos para los AirPods (Apple recomienda un uso entre los 0 o los 35 grados). Por lo tanto, no es buena idea dejarse el accesorio en el coche en invierno o verano, ya que lo antes mencionado no se cumplirá.

No guardes los AirPods en bolsillos pequeños: si haces esto pones en riesgo la estabilidad de los propios cascos porque les obligas a soportar una torsión innecesaria. De esta forma, es esencial llevar guardado el producto en lugares amplios donde no hay mucha presión -pues si esta es ejercida de forma habitual acaban por favorecer a una rotura inesperada-.

Auriculares Apple AirPods en su funda
Pexels

Evita los líquidos: digan lo que digan, los líquidos (especialmente lociones y el sudor) no son de lo mejor que le pueden ocurrir a estos cascos. Por lo tanto, lo ideal es que evites todo contacto con ellos para que no tengas muchos problemas en su estabilidad o pérdida de calidad de sonido.

Haz una limpieza regular: el polvo y la suciedad no es nada bueno para ningún accesorio tecnológico, y los Apple AirPods no son una excepción. Así, es importante eliminarlo de modo constante y, para ello, utiliza toallitas que tengan un contenido de etanol al 75% o, en su defecto, alcohol isopropílico al 70%.

Si sigues los consejos que hemos indicado, seguro que sacas el máximo partido a los Apple AirPods en lo que tiene que ver con la durabilidad. Algo importante para un producto que no es especialmente barato.

Normas
Entra en El País para participar