QEV presenta Zeroid, la furgoneta eléctrica con la que reindustrializará la antigua Nissan en Barcelona

La empresa prevé fabricar 60.000 unidades anuales de esta marca de vehículos comerciales cuya producción se iniciará en 2023

La compañía lidera junto a B-Tech el 'hub' de electromovilidad que invertirá 800 millones en reactivar las instalaciones que el fabricante japonés abandonó en Zona Franca

El consejero delegado de QEV Technologies, Joan Orús, junto a una furgoneta eléctrica de la nueva marca Zeroid.
El consejero delegado de QEV Technologies, Joan Orús, junto a una furgoneta eléctrica de la nueva marca Zeroid.

La compañía catalana QEV Technologies ha presentado este miércoles Zeroid, una nueva marca de vehículos comerciales eléctricos con los que la empresa prevé iniciar la reindustrialización de las instalaciones que Nissan abandonó en Barcelona al final del año pasado. “Nuestro objetivo a tres años vista es llegar a producir más de 60.000 unidades al año y generar más de 1.000 puestos de trabajo en 3 años”, ha asegurado Joan Orús, consejero delegado de QEV.

Durante la presentación, el directivo ha explicado que el ‘hub’ de electromovilidad que reactivará las instalaciones de Zona Franca invertirá un total de 800 millones de euros, de los cuales 200 millones los pondrá QEV Technologies. Orús ha señalado que la compañía está en conversaciones con el Ejecutivo para conseguir entre 100 y 150 millones en ayudas públicas. De esta cantidad, una parte provendrá del Perte del Vehículo Eléctrico.

Además de Zeroid, la empresa B-Tech (que también forma parte del ‘hub’) pretende relanzar la antigua marca española Ebro, de la que planea ensamblar unas 40.000 unidades anuales que, sumadas a las de Zeroid, completarían un total de 100.000 vehículos producidos al año en Zona Franca.

El empresario ha remarcado que la voluntad del ‘hub’ es absorber al 100% de la plantilla de Nissan que se quedó sin trabajo. “No queremos ni podemos dejar perder todo el capital humano que hay en Zona Franca. Ellos son el verdadero valor de la reindustralización, ni las instalaciones, ni la maquinaria. La plantilla de Nissan cuenta con un conocimiento muy valioso, mucha experiencia y mucho que aportar, y estamos convencidos de que este equipo será el mejor motor para el proyecto que ahora iniciamos”, ha afirmado Orús.

En este sentido, el consejero delegado de QEV ha indicado que la empresa contratará entre 100 y 200 trabajadores en junio, y que a partir de inicios del año que viene iniciará “una gran contratación”.

Furgonetas y autobuses

“No venimos a presentar un modelo, venimos a presentar una gama completa”, ha dicho Orús, que ha explicado que Zeroid ofrecerá furgonetas de distintos tamaños, desde una pequeña con una carga de 700 kilos y 200 kilómetros de autonomía; hasta una grande que podría cargar hasta 2.700 kilos “con diferentes posibilidades de autonomía”, gracias a que incorporará baterías cuyas potencias oscilarán entre los 120 y los 140 KWh. La nueva marca ofrecerá cinco vehículos comerciales cuyos precios variarán entre 20.000 y 120.000 euros, dependiendo del tamaño y las prestaciones.

A su vez, QEV también hará plataformas para el ensamblaje de autobuses eléctricos y de hidrógeno de hasta doce metros de largo. Estas plataformas, ha señalado el empresario, pretenden “venderlas a los carroceros, para que hagan esos autobuses y así expandir” la marca internacionalmente. Además, la compañía fabricará sus propios buses en Zona Franca. En 2023, el primer año de actividad, QEV prevé ensamblar entre 100 y 200 buses; y 5.400 furgonetas eléctricas.

Un plan para fabricar baterías en Barcelona

Las baterías que llevarán las furgonetas y autobuses eléctricos de QEV Technologies provendrán, en un principio, de Asia, aunque el plan de la empresa es abastacerse en un futuro con baterías fabricadas en España. Según indicaron desde QEV, “el ‘hub’ está estudiando alojar otros proyectos como un centro de homologación y certificación de baterías, la fabricación de intercambiadores de baterías, o un centro de desarrollo de baterías”. Estas compañías podrían verse beneficiadas del Perte, cuya convocatoria se abre mañana, que prevé ayudas para el ensamblaje de baterías en España. Hasta el momento, solo el Grupo VW ha confirmado que fabricará baterías en el país, concretamente en Sagunto, Valencia.

Normas
Entra en El País para participar