Crisis energética

El Ejecutivo recibe a las eléctricas pero no les plantea nuevos impuestos

Galán, Bogas, Reynés y Entrecanales se encuentran con Sánchez en vísperas de la cumbre europea sobre energía

Pedro Sánchez y Teresa Ribera, con los representantes del sector eléctrico.
Pedro Sánchez y Teresa Ribera, con los representantes del sector eléctrico.

Los altos ejecutivos de las grandes compañías eléctricas mantienen esta mañana una reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta para para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en el Palacio de la Moncloa, para tratar sobre las medidas más adecuadas para amortiguar el impacto de la escalada de los precios de la energía y su efecto sobre la economía. A la reunión asisten el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; el consejero delegado de Endesa, José Bogas; la consejera delegada de EDP, Ana Paula Marques, el presidente de Naturgy, Francisco Reynés; el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz y el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales.

En la rueda posterior a al Consejo de Ministros, Ribera se ha referido a esta reunión. Según sus palabras, se ha tratado sobre la actual emergencia energética "de gran calado" y la dificultad de desplazar a un gran productor de gas y petróleo como Rusia, que afecta a los precios eléctricos en España, a pesar de que sólo le suministra el 7% del gas que consume. Según la vicepresidenta, en el encuentro no se ha hablado de un incremento de los impuestos a las empresas, sino de "facilitar el compromiso de todos con los consumidores domésticos e industriales".

Este encuentro se enmarca en la ronda de contactos que el Gobierno está manteniendo con agentes sociales y sectores productivos para consensuar medidas que ayuden a frenar la espiral de precios y en vísperas del Consejo Europeo que se celebra el jueves y el viernes en Bruselas, de donde se espera que salga una propuesta para desligar el precio del gas del precio del mercado mayorista de la electricidad, contaminado por aquel.

Las compañías han trasladado al presidente su disposición a "arrimar el hombro" ante la compleja situación actual, con los precios de la energía desbocados, y le han asegurado que no tienen 'beneficios caídos del cielo'. Así, se oponen a la posibilidad de fijar un precio tope al pool eléctrico y reclaman, en cambio, que se ayude a las centrales de ciclo combinado en origen para que las ofertas que marcan el marginal en el mercado sean más bajas. Las empresas también presionan para que el Gobierno amplíe los recortes de impuestos de la energía en tanto se mantenga la actual situación de precios. El IVA se bajó en junio del 21% al 10% y el impuesto de la electricidad del 5% al 0,5%.

Precisamente el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Maros Sefcovic, ha apuntado que  Bruselas ultima un nuevo documento con las "mejores opciones disponibles" -cada una con sus "ventajas y desventajas"- con el objetivo de "estructurar" la discusión que tendrán un día después los líderes de los Veintisiete y del que la Comisión espera obtener "orientaciones políticas" para seguir trabajando en medidas concretas. La Comisión incluirá la posibilidad de "limitar el precio del gas y la electricidad" en el menú de opciones que publicará este miércoles para ser debatidas por los jefes de Gobierno.

Con todo, siguen existiendo profundas divisiones entre los países. España, junto con Portugal, Grecia, Francia o Italia, forma parte del grupo de países que reclaman una reforma de calado del sistema eléctrico. En el otro lado pesan, por el contrario,  las reticencias de socios del norte como Alemania y, sobre todo, Países Bajos. El ministro francés, Clément Beaune, admitió en la misma comparecencia que la discusión sobre la limitación de los precios en periodos de "fuertes aumentos" como el actual es "más difícil" por las discrepancias existentes entre los socios comunitarios.

Además del debate sobre la actuación a corto plazo para aliviar los precios actuales de la electricidad, Bruselas incluirá en su paquete de este miércoles la propuesta legislativa que ya avanzó hace algunas semanas para garantizar un nivel "adecuado" de gas en los almacenes de la UE para el próximo invierno.

"Como son infraestructuras críticas, también introduciremos provisiones para abordar los riesgos de propiedad de infraestructuras de gas", apuntó el vicepresidente de la Comisión Europea en relación a la disposición que busca reducir la capacidad del gigante energético ruso Gazprom para gestionar reservas de este recurso en suelo europeo.

Normas
Entra en El País para participar