Productos financieros

Toqio, la plataforma ‘fintech’ de marca blanca, lanza sus servicios en España

Permite que cualquier empresa lance una propuesta de banca digital de manera fácil y rápida. La compañía ayudó al Gobierno británico a montar un banco en 7 días para gestionar ayudas por el Covid

Eduardo Martínez, CEO y cofundador de Toqio, junto a parte del equipo de la compañía.
Eduardo Martínez, CEO y cofundador de Toqio, junto a parte del equipo de la compañía.

Tras consolidarse en Reino Unido, Toqio, que permite que cualquier empresa, sin necesidad de ser un banco, pueda diseñar una propuesta financiera, empieza a comercializar sus soluciones en España. La compañía, que fue fundada en 2019 por Eduardo Martínez y Michael Galvin, quienes antes habían creado una startup, Geniac, que vendieron a Grant Thornton, captó el pasado año 8 millones de euros en una ronda liderada por Seaya Ventures, Speedinvest y con la participación de SIX Fintech Ventures, dueño de la Bolsa BME Growth.

Toqio ofrece una plataforma financiera de marca blanca y bajo el modelo SaaS (software como servicio) para que cualquiera implemente “de forma sencilla y rápida” una propuesta de banca digital, según cuenta Martínez, eliminando la necesidad de crear y administrar soluciones de software complejas. Además, ofrece un marketplace donde sus clientes (bancos u otras entidades) pueden acceder a una gama de tecnologías y servicios pre integrados para ofrecer una mejor experiencia financiera a sus clientes.

“La regulación ha cambiado y también la forma en la que consumidores y empresas consumen productos financieros. Ya no es necesario que los bancos o las entidades que quieran innovar con nuevas soluciones financieras tengan que crearlas desde cero e integrarlas en sus sistemas”, continúa Martínez.

El directivo hace un símil para entender el valor que aporta Toqio al mercado. “En los años 60 las grandes corporaciones se digitalizaban creando sus propios sistemas informáticos, pero en los 80 aparecieron las plataformas de ERP, como SAP o Siebel, que lo hacían por ellos, y más tarde las de CRM, como Salesforce, y otras para crear páginas web y tiendas online como Wordpress y Shopify. Nosotros reducimos las barreras de la digitalización en el mundo financiero y aspiramos a ser esa plataforma de referencia del sector, de modo que cualquier entidad que quiere lanzar un producto financiero piense en nosotros como lo harían en Salesforce si quieren un CRM”.

Martínez dice que no quieren que se repita el pasado, cuando para innovar en este sector había que crear y mantener soluciones de software complejas y eso forzaba a las empresas más pequeñas quedarse fuera del mercado. “Queremos nivelar el campo de juego”, defiende. Su plataforma incluye numerosas soluciones modulares: de cuentas, pagos, tarjetas, etc, que las empresas pueden contratar según el servicio que quieran lanzar al mercado. “Además, nuestro marketplace permite que los proveedores financieros cooperen entre sí, permitiéndoles ampliar su negocio y lanzar productos financieros más complejos y competitivos. Muchas compañías se convierten así en clientes y socios nuestros. Es un win to win”.

Toqio, que tiene su sede en Londres pero todo su equipo de producto y tecnología en España, también ofrece un portal de administración para que sus clientes puedan gestionar a sus usuarios (incluso les proporciona si lo precisan herramientas de marketing y comunicación y de business intelligence para tener toda la analítica de datos).

La firma, que permitió al Gobierno británico crear un banco en siete días durante la pandemia para gestionar las ayudas por el Covid-19, suma ya 46 clientes (entre ellos el nuevo banco español Clealsa, el servicio de banca comercial Wamo en Malta y el prestamista comercial alternativo Just Cash Flow en Reino Unido). “Estamos firmando unos cinco contratos al mes, y nuestro objetivo para España es cerrar el año con unos 10 clientes y tener unos 25 a cierre de 2023”.

Martínez explica que, pese a contar con una sólida presencia en España desde el principio, no han querido lanzar comercialmente el producto hasta no tener la web en castellano y un equipo comercial. La compañía ha pasado de tener una plantilla de 18 personas en marzo pasado a nivel global a 86 en la actualidad, de las cuales 64 están en Madrid. Su objetivo es cerrar este año con 150 personas, de las cuales 110 o 120 estarán en la capital española. “Seguiremos apostando por la oficina de Madrid como uno de nuestros hubs principales”, comenta el ejecutivo, que también avanza que Toqio se lanzará más adelante en Francia (este año) y Alemania, en 2023.

La empresa, no obstante, ya tiene algunos clientes en Alemania, Italia, Malta, Eslovenia, República Checa e Irlanda, y tres en EE UU, a través de algunos de sus partners de su marketplace financiero, que han decidido revender sus productos en ese país y están usando su plataforma para hacerlo.

El directivo explica que el modelo de negocio de Toqio es el de SaaS y, por tanto, el de pago por uso, y tienen diferentes tarifas de suscripción en función de los servicios que su cliente contrate. Por ejemplo, una solución para montar un banco digital supone un mínimo de 4.000 euros al mes y si se quiere el portal de administración, 1.000 euros más. “Además de ahorrar en costes y en tiempo (construir desde cero una solución de banco digital puede costar entre 2,5 y 3,5 millones y lleva unos 18 meses tener la primera versión), nuestra plataforma minimiza los riesgos y da seguridad, pues ya estamos funcionando con más de 40 clientes y hemos demostrado que funciona”.

La compañía, que defiende que ofrecen un producto “ya maduro” y que planean hacer proyectos de cripto activos en un futuro (hasta ahora se han centrado más den digitalizar los sistemas financieros más tradicionales), cerró 2020 con un millón de euros de ingresos recurrentes y 2021 con 2,7 millones, pero ya estaban en enero, aseguran, en 3,2 millones y 3,5 millones en febrero, y esperan cerrar marzo con 4 millones. “Este año queremos volver a triplicar y terminar el año con ingresos recurrentes de cerca de 9 millones. Y esperamos repetir la hazaña durante los próximos dos años”.

Aristotelis Xenofontos, director de Seaya Ventures, explicó cuando invirtió en la compañía que Toqio es “un habilitador perfecto que une todo” en el sector financiero. “Es una plataforma verdaderamente integral que proporciona un banco plug-and-play completo y permite que cualquier organización ofrezca un conjunto completo de servicios financieros digitales de una manera rápida, sencilla, preparada para el futuro y de bajo coste”.

También Stefan Klestil, socio general de Speedinvest, añadió que habían visto el auge de los neobancos, el cambio de regulaciones en múltiples mercados, “y ahora estamos comenzando a ver empresas tradicionales y grandes marcas que buscan incorporar productos financieros dentro de sus ofertas existentes. Los servicios financieros van a cambiar y expandirse aun ritmo sin precedentes, y Toqio será fundamental para habilitarlo”.

Normas
Entra en El País para participar