Reacciones

La Bolsa rusa y el rublo se anticipan a las sanciones y sufren la inestabilidad financiera

La divisa llega a marcar hoy mínimos por encima de las 80 unidades por dólar

Imagne de una refinería de Gazprom
Imagne de una refinería de Gazprom Getty Images

Las finanzas rusas se están resintiendo con fuerza de la tensión bélica con Ucrania, después de que Vladimir Putin haya decidido reconocer la independencia de las regiones separatistas prorrusas. El mercado financiero es además la diana hacia la que Occidente va a dirigir sus sanciones contra Moscú y ya han comenzado de hecho las penalizaciones contra entidades rusas que operan en Europa, como las anunciadas esta mañana por Reino Unido contra cinco bancos del país.

La Bolsa rusa ha comenzado la jornada con fuertes pérdidas, que se añaden al derrumbe de ayer. El índice Moex había caído el lunes el 10,5% y llegó por momento a registrar su peor jornada desde la crisis de 2008. En el inicio de la sesión de hoy llegó perder más del 4% pero ha moderado después el descenso hasta cerrar con un alza del 1,45%. Aun así, la Bolsa rusa ha perdido alrededor de un cuarto de su capitalización bursátil en solo cinco jornadas.

Una de las caídas bursátiles más acusadas del día ha sido la de Rusal International, el gigante ruso de la producción de aluminio, que ha llegado a desplomarse el 22% en la Bolsa de Hong Kong. El valor reaccionó con virulencia ante el temor a que se repitan las duras sanciones que recibió en 2018 por parte de Estados Unidos, una inquietud que también lleva hoy a máximos el precio del aluminio

La Bolsa rusa y el rublo se anticipan a las sanciones y sufren la inestabilidad financiera

El rublo también acusa la inquietud por el conflicto bélico y las sanciones económicas y ahonda los mínimos frente al dólar en los que ha ido sumergiéndose desde que comenzaron las tensiones con Ucrania el pasado octubre. Hoy ha llegado a depreciarse a un nuevo mínimo de 80,96 unidades por dólar, aunque logra salvar la jornada con una leve subida. Y el rendimiento del bono soberano ruso a 10 años ha reaccionado con una nueva subida de su rentabilidad, hasta niveles que no se recordaban desde 2016.

Ante el riesgo de inestabilidad financiera, el Banco Central de Rusia (BCR) aseguró hoy que vigila la evolución del mercado financiero y está preparado para tomar "todas la medidas" para mantener la estabilidad. "El Banco de Rusia controla el desarrollo de la situación en el mercado financiero y está listo para tomar todas las medidas necesarias para mantener la estabilidad financiera", indicó en un comunicado.

En concreto, el BCR brinda a las instituciones financieras la posibilidad hasta el 1 de octubre de reflejar en sus informes sobre acciones y bonos el valor del mercado con fecha del 18 de febrero. Además, les ofrece -igualmente hasta el 18 de octubre- utilizar el tipo de cambio de esa misma fecha para calcular la tasa oficial.

 

Normas
Entra en El País para participar