Windows 11 Ampliar foto
Windows 11 Unplash

Windows 11 te informará si tienes hardware no compatible. ¿Cómo lo hará?

Llegará muy pronto a todos los usuarios.

Desde el pasado mes de octubre podemos disfrutar de Windows 11, la última versión del sistema operativo de Microsoft y que llega con algunas funciones muy interesantes para marcar la diferencia con sus predecesores. Además, el equipo detrás de su desarrollo no para de implementar mejoras para que este SO sea todavía más atractivo.

Hace poco te informamos que Microsoft trabaja en una función vital que por fin llegará al menú de Inicio. Y ahora nos acabamos de enterar de que la compañía con sede en Redmond quiere utilizar una marca de agua en el escritorio de Windows 11 cuando tengas hardware no compatible.

Dos métodos para informar de que tu hardware no es compatible con Windows 11

Cabe recordar que los requisitos mínimos para poder instalar Windows 11 no han estado exentos de polémica. Para empezar, solo es compatible de forma oficial con los procesadores con las CPUs Intel Coffee Lake de 8ª generación o Zen+, Zen 2 y los próximos SoC que lance el fabricante americano.

Esto provocó que un gran número de equipos no pudieran instalar la última versión del sistema operativo, aunque no tardó en salir un sencillo truco para poder saltarse esta restricción e instalar Windows 11 sin problema. Aunque, si has utilizado este truco, dentro de muy poco verás la correspondiente marca de agua indicando que tu hardware no es compatible.

Tal y como se ha publicado en Twitter, podemos ver que Microsoft trabaja en dos sistemas para poder advertir a los usuarios que la versión de Windows 11 que han instalado tiene problemas de compatibilidad con parte del hardware de tu ordenador de sobremesa o portátil.

Logo de Windows 11 ampliar foto
Logo de Windows 11 Microsoft

De esta manera, en las últimas versiones de prueba de Windows 11 algunos usuarios están viendo una marca de agua en el fondo de escritorio junto a un aviso en la página de inicio indicando el problema.

Cuando la versión de prueba se ejecuta en un hardware que no es compatible, aparecerá de forma automática una marca de agua en el escritorio que indica que "no se cumplen los requisitos del sistema". De momento solo está disponible en las versiones de evaluación o de pre-lanzamiento de Windows.

Además, cuenta con un diseño semejante al de la marca de agua de Windows cuando no has activado el sistema operativo, pero resulta menos molesto. Eso sí, de momento esta novedad solo está disponible en las versiones de prueba de Windows 11, por lo que habrá que esperar a que el gigante tecnológico decida implementar esta función a todas las versiones finales de su sistema operativo.

Normas
Entra en El País para participar