Comisiones en Bolsa

BME ajusta sus tarifas a los grandes valores para preservar los ingresos

Aplica la tarifa a compañías con capitalizaciones flotantes de más de 8.000 millones; el umbral en 2021 era de 6.000 millones

BME se ha puesto en guardia para preservar sus ingresos en renta variable. Desde el lunes, aplica su tarifa para grandes valores –la más barata, de 0,3 puntos básicos o, lo que es lo mismo, del 0,003%– solo a aquellas compañías que estén en el Ibex y cuenten con una capitalización flotante de más de 8.000 millones. En 2021, el umbral era más bajo, de 6.000 millones. Las compañías a las que se aplica este precio son 14. De haberse mantenido el límite del año pasado, se hubiera rebajado el precio de compraventa de otras cotizadas españolas.

Fue en 2018, debido a la entrada en vigor de Mifid 2, que propulsó la competencia de plataformas rivales, como Turquoise, BATS o Chi-X, cuando el gestor de los mercados regulados españoles dio un gran giro a su estructura de tarifas. Creó entonces una específica para los valores del Ibex con una capitalización, descontadas las participaciones significativas, de más de 10.000 millones. Era una rebaja para incentivar que los operadores emplearan el mercado regulado en lugar de la por entonces todavía incipiente competencia. Precisamente, en los grandes valores es donde BME sufre con más dureza la competencia.

Desde la compañía, propiedad del grupo suizo Six desde septiembre de 2020, explican que en el año pasado ajustaron el nivel de capitalización de referencia de 9.000 a 6.000 millones para adaptarlo a las condiciones de mercado con una capitalización a la baja. No en vano, el Ibex cayó ese ejercicio un 15,5%. “Ahora la volvemos a ajustar siguiendo la evolución del mercado al alza, y vuelve a pasar de 6.000 a 8.000”, añaden. El Ibex subió el año pasado un 7,9%.

Los valores a los que se aplica la tarifa son Inditex, Iberdrola, Santander, BBVA, Cellnex, ArcelorMittal, Amadeus, Telefónica, Endesa, Aena, Ferrovial, CaixaBank, Repsol y Red Eléctrica. Por su parte, Naturgy, Gamesa, Grifols, Acciona, IAG, ACS y Fluidra valen más de 8.000 millones euros, pero no en términos de capitalización flotante. Para hallarla, han de descontarse las participaciones significativas, y BME hizo esa tarea con los datos registrados en la CNMV el pasado 30 de noviembre, según un aviso de Sociedad de Bolsas publicado el pasado 21 de diciembre, que puede consultarse en la edición online de CincoDías.

IBEX 35 7.959,40 -2,48%

En cualquier caso, la norma se cambia para que nada cambie, de forma que la tarifa más barata no se amplíe a otros valores. “Esta medida no afecta al número de valores actual a los que aplica la tarifa de 0,30 puntos básicos, que permanece estable, al ser un criterio de inclusión de valores”, señalan desde BME.

La diferencia entre el precio aplicado a los valores de mayor capitalización y las tarifas para el resto es elevada. En función del importe negociado, oscila entre 1,1 euros (hasta 300 euros) y 13,4 euros (desde 140.000,01 euros) con una estructura de precios intermedios, con fijos entre 2,45 y 9,2 euros por operación, a los que se añade una parte variable de 0,3 a 2,4 puntos básicos.

En las últimas cuentas anuales de Six, correspondientes a 2020 y en las que se segregan las cifras de BME, se señala que la empresa con sede en Madrid obtuvo unos ingresos por trading de 92 millones de euros. BME fue un monopolio hasta 2007, cuando su facturación en esta área supero los 180 millones. Ese año su volumen de negociación en renta variable alcanzó un récord histórico en los 1,665 billones, cuando el año pasado marcó mínimos desde 1999, con 379.121 millones.

Con todo, la cuota de BME en valores del selectivo es del 71,56% frente a sus rivales. El porcentaje es superior en los valores que no están en el Ibex.

Las tarifas de los competidores de BME son en general más baratas. Las de Chi-X oscilan entre los -0,24 y los 0,30 puntos básicos, las de BATS entre los 0,0 y los 0,30 y las de Turquoise entre -0,26 y 0,30. Las tarifas de la Bolsa británica van de los 0,20 a los 0,45 puntos básicos y los de la alemana, de los 0,36 y los 0,4.

Bajada de tasas por parte de la CNMV

  • Propuesta. En 2021 la CNMV incluyó en su plan de actividades una propuesta de actualización de su propia ley de tasas. Transcurridos casi seis años desde que se aprobaron las últimas tasas con las que se financia el supervisor, “la evolución de la operativa de los mercados y la aplicación de nueva normativa europea como Mifid 2 han evidenciado algunos posibles de­sajustes”. “En la revisión se tendrá además en cuenta el objetivo de que el sistema de tasas de la CNMV contribuya a reforzar la competitividad de los mercados españoles”, añade el documento.
  • Necesidad. La CNMV obtuvo unos ingresos por tasas cercanos a los 62 millones de euros con unos gastos de casi 48 millones. “Ello incide en la necesidad de revisar las tasas, que ya habíamos identificado en los últimos años. Pero será importante hacerlo cuando hayamos recuperado la velocidad de crucero, incluyendo algunas inversiones, y hayamos incorporado el personal que cubrirá bajas de 2019 y 2020”, señaló Buenaventura en el Congreso el pasado mes de junio.
Normas
Entra en El País para participar