Google quiere mejorar la experiencia de uso de sus Chromebook.
Google quiere mejorar la experiencia de uso de sus Chromebook.

Google tiene un plan para que las aplicaciones se vean mejor en sus Chromebook, ¿cuál?

Invitará a mejorar a todos los desarrolladores de la plataforma.

Google siempre ha tenido un problema con las pantallas grandes. Ya le ocurrió al principio de la fiebre tablet cuando quedó claro que Android necesitaba una ayuda para permitir que algunas aplicaciones se vieran correctamente en paneles más grandes que los de los móviles, y ahora la historia se repite con los Chromebooks.

Para todos los que usan PC y Mac y el fenómeno ChromeOS no les suene, hay que decir que los ordenadores con este sistema operativo son, esencialmente, un enorme navegador de Google donde podemos descargar, instalar y utilizar aplicaciones de Android a las que es posible acceder desde la mismísima tienda oficial de los de Mountain View.

¿Y dónde está el problema?

Todo lo anterior, que podría ser una enumeración de ventajas, en realidad no lo son porque nos volvemos a topar con el problema de las apps y las pantallas grandes: los desarrolladores solo piensan en el entorno smartphone y dejan de lado la adaptación de sus programas a esos pixels que hay de más en un 1.920x1.080 de resolución. Al final, las aplicaciones de Android en un Chromebook simplemente se estiran para ocupar toda la pantalla del ordenador, por lo que los menús tienen tamaños minúsculos o el interfaz es prácticamente inutilizable.

Chromebook de Acer.
Chromebook de Acer.

Así que Google, otra vez, quiere acabar con ese problema y está tomando medidas. ¿Cuáles? Pues invitar a los desarrolladores a que adapten sus apps a ese mayor tamaño de las pantallas y para ello están facilitando que la plataforma sea más compatible con Android. Así, este año, los de Mountain View han permitido que sus Chromebook puedan ejecutar aplicaciones desarrolladas con herramientas de Android 11 para ofrecer las últimas mejoras disponibles para desarrolladores.

Así, como desvelan citando fuentes de Google, "los Chromebook en Chrome OS 93 o más recientes (el último es Chrome OS 96) ejecutan automáticamente aplicaciones de Android creadas para dispositivos móviles en una ventana que está configurada para permanecer en una orientación de teléfono o tableta". Además, los norteamericanos han mejorado el Nearby Share de Android para llevarlo cuanto antes a Chrome 96 y sus aplicaciones de Android 11 y 9, "como otra forma de intentar que los desarrolladores se entusiasmen por hacer que sus aplicaciones se adapten a dispositivos con pantallas más grandes".

De momento el camino parece que no se mueve pero todo podría cambiar si la plataforma sigue creciendo al ritmo que lo está haciendo, muy por encima de las cifras que manejan los PC o Mac en los últimos años. Lo que indica, claramente, que el interés por ChromeOS va en aumento.

Normas
Entra en El País para participar