La producción de coches continúa bajando y es ya un 5,8% inferior a la de 2020

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) señala que en noviembre el retroceso fue del 28%, debido a la crisis mundial de suministro de microchips

Línea de producción de la planta de Stellantis en Figueruelas (Zaragoza).
Línea de producción de la planta de Stellantis en Figueruelas (Zaragoza). EFE

La producción de coches en España continúa en caída libre por culpa de la escasez de microchips que azota a la industria del motor en todo el mundo. Según datos facilitados este lunes por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), el ensamblaje de vehículos en nuestro país retrocedió durante noviembre un 28% respecto al mismo mes de 2020. De esta forma, en los once primeros meses, de las factorías españolas han salido un total de 1,95 millones de unidades, un 5,8% menos que en el mismo periodo del año anterior, un ejercicio que estuvo marcado por el inicio de la pandemia y que fue nefasto para el sector.

"Esta situación [la escasez de microchips] se ha ido agravando conforme avanzan los trimestres, y se prevé que no mejorará hasta al menos mediados de 2022", han indicado desde la patronal del motor, que ha puntualizado que la situación que vive España es similar e incluso mejor a la de otros países de nuestro entorno.

Así, durante el último trimestre, la producción de vehículos en España se ha desplomado un 36,1% respecto a 2019, un dato muy malo, pero mejor que el de Alemania (-46,7%), Reino Unido (-39,5%) o Portugal (-38,1%). Italia, por su parte, ha sufrido una caída menor, con un retroceso del 31,7%.

En cuanto a las exportaciones de automóviles, estas han disminuido un 26,8% en noviembre respecto al mismo mes de 2020, hasta las 169.000 unidades. Durante los primeros once meses, España ha exportado 1,69 millones de coches, lo que supone un descenso del 4,8%.

Por destinos, las comercializaciones en noviembre hacia el mercado europeo (el más importante para nuestras factorías, ya que acumula el 71% de las exportaciones españolas de coches) se redujeron un 26,7%. Las ventas a África, por su parte, crecieron un 42,1%, gracias al mejor comportamiento de mercados como el marroquí, el egipcio y el sudafricano (con un fortísimo incremento del 210%).

Las exportaciones a América descendieron notablemente en el undécimo mes del año, un 36,8%, debido sobre todo a la gran caída de ventas a EE UU (un 76,3% menos), lo que convierte al mercado yanqui en el número 29 en importancia para España, cuando hace un año estaba en el décimo puesto. En cuanto a Asia, las exportaciones hacia allí también han bajado (un 19,2%), fundamentado sobre todo en el retroceso del mercado japonés (España le vende un 42,6% menos de coches). Por último, las comercializaciones a Oceanía se han mantenido prácticamente planas, con un descenso de apenas el 0,4%.

Normas
Entra en El País para participar