Entrevista

Richard Carlyle (Capital Group): “Tesla seguirá siendo volátil, pero no es ninguna burbuja”

El fabricante de vehículos eléctricos es la principal posición del fondo que gestiona, que arroja un retorno del 18,4% anual en el último lustro

Richard Carlyle, Director de inversiones y gestor de renta variable de Capital Group
Richard Carlyle, Director de inversiones y gestor de renta variable de Capital Group

Numerosas gestoras han vuelto a aparcar los viajes al exterior ante la aparición de la variante ómicron del coronavirus. Pero Richard Carlyle, director de inversiones de Capital Group, aún tuvo tiempo de recalar en Madrid antes de su regreso a Londres hace unos días. España es uno de los focos de crecimiento de la gestora estadounidense en Europa, donde quiere potenciar su experiencia casi centenaria en Bolsa. Este año cumple su 90 aniversario y lo celebra con un volumen de patrimonio récord, de 2,6 billones de dólares, con 35 fondos bajo gestión y el proyecto de lanzar en EE UU su primer ETF de gestión activa en 2022. Uno de sus fondos más emblemáticos es el New Perspective, con una rentabilidad anual del 18,4% en el último lustro, centrado en capturar las tendencias del momento y en cuya gestión participa Carlyle.

El New Perspective Fund invertía en los setenta principalmente en el sector petrolero y de materias primas y en la actualidad lo hace en valores ligados a la revolución tecnológica. Tesla es su principal posición, con el 7,9%. ¿Por qué?

El confinamiento acentuó muchas tendencias, como el comercio online, los pagos electrónicos, las plataformas de entretenimiento o el vehículo eléctrico. No tenemos ninguna compañía automovilística aparte de Tesla. No es una adquisición reciente, entramos hace cinco o seis años con una pequeña posición y no ha dejado de subir en Bolsa. No pensamos que Tesla sea una burbuja. Miramos más allá y hay un movimiento extraordinario desde el coche diésel al eléctrico. Y Tesla es el principal fabricante de vehículos puramente eléctricos y el líder del mercado. Está en claro crecimiento.

Es un valor que oscila con mucha fuerza, ¿no añade demasiada volatilidad a su fondo?

Es volátil y es de esperar que lo siga siendo. Desde luego que si hubiera un valor menos volátil que fuera líder en la fabricación de coches puramente eléctricos invertiríamos en él. Pero intentamos comprar cuando no está demasiado arriba y no vender muy abajo. Vendimos acciones de Tesla ante la subida del año pasado, porque el fondo no puede tener más del 10% en un valor, y lo mismo está pasando este año. Digamos que es un agradable problema tener que vender por eso.

¿Le gusta Rivian?

Aún está en un momento muy incipiente, no hay ingresos. Lo hemos analizado y es interesante, pero es un concepto diferente a Tesla.

Facebook, o la nueva Meta, supone otro 2,7% de la cartera, ¿le gusta la nueva estrategia del metaverso?

Como le pasa a todo el mundo, estamos intentando averiguar qué es el metaverso. Será interesante ver cómo se desarrolla en los próximos tres o cuatro años, Facebook está mejor posicionado que nadie para acelerarlo. Pero la clave para nosotros es que el negocio actual de Facebook está yendo muy bien. Hay un crecimiento de ingresos del 40%. Tiene un modelo de negocio fabuloso, domina el mercado de las redes sociales. El número uno de cada industria es el que tiene todo el valor. El negocio existente de Facebook ya tiene muy buena base.

El número uno de cada industria es el que tiene todo el valor. Facebook ya tiene un modelo de negocio fabuloso

Microsoft y Amazon son otras de las principales posiciones del fondo, ¿no están algo sobrevaloradas?

El confinamiento fue una gran oportunidad para estas compañías. Y han respondido bien a los desafíos que supuso. Estamos muy cómodos con Amazon y Microsoft. Y son claramente compañías con poder de fijación de precios. Microsoft, por ejemplo, ha elevado recientemente el precio de Microsoft Office por primera vez en años.

¿Está ajustando la cartera ante el repunte de la inflación?

No hemos cambiado nada en la cartera a causa de la inflación. Somos inversores de largo plazo. Analizamos el tema, pero no es determinante para la compra de compañías.

¿Y qué análisis hace de la actual subida de precios?

Hace seis meses se creía que sería transitorio y cada mes la inflación sube más de lo esperado. Pero si se echa la vista atrás, históricamente la renta variable lo suele hacer bien con tasas de inflación de hasta el 5%. A partir del 6%, se reducen los retornos. Y el 6% es mucho, nadie habla de que vayamos a tener esos niveles en los próximos años. No estamos nerviosos por la inflación, aunque si miras nuestra cartera, la mayoría de las compañías en las que invertimos no existían en la anterior crisis de precios. Por ejemplo, Netflix. Asumimos que en este entorno una compañía como Netflix puede subir los precios. Pero no puedes probarlo con la experiencia histórica, porque Netflix no existía.

La cartera del fondo está dominada por grandes valores tecnológicos y de semiconductores, como TSMC O ASML. ¿Hay hueco para valores españoles?

Tenemos Iberdrola, BBVA, Santander, Grifols y también Inditex, desde que cotiza en Bolsa sus acciones lo han hecho fabulosamente. Es interesante que la evolución en Bolsa de ninguna de ellas está particularmente influida por la situación de la economía española. Son compañías globales, las vemos con esa perspectiva. Es cierto que tienen exposición a países emergentes, pero ahí está el caso de TSMC, el mayor fabricante del mundo de semiconductores y que tiene su sede en Taiwán, en un mercado emergente.

¿Qué importancia le da a los criterios de inversión ESG? Tiene en cartera valores polémicos en ese sentido, como Facebook por su uso de los datos.

Cuando inviertes en una compañía y esperas mantener la inversión en los próximos 10 ó 15 años miras todos los aspectos. La demanda de transparencia por parte de nuestros clientes ha crecido mucho y estamos respondiendo a ello; estamos comenzando a emplear análisis y datos externos en materia ESG, y si hay alguna controversia, pedimos una explicación. Somos inversores importantes en estas compañías, nos escuchan.

¿Hay riesgo regulatorio en estos gigantes tecnológicos de EE UU?

Si echamos la vista atrás, cuando los reguladores pidieron a Microsoft que abriera internet a la competencia, la compañía resistió. La regulación no va a frenar que Facebook sea la mayor plataforma del mundo de redes sociales. Puede ser un factor en contra, pero no va a frenar la tendencia subyacente de crecimiento.

Normas
Entra en El País para participar