Inversión

Criteria negociará con Veolia su vuelta a Agbar tras las opas sobre Naturgy y Suez

El holding venderá su 6% en Suez por unos 700 millones

Criteria negociará con Veolia su vuelta a Agbar tras las opas sobre Naturgy y Suez

Criteria vuelve a poner los ojos en una de sus inversiones históricas, Aguas de Barcelona. Una vez finiquitado el primer acto de la guerra con IFM por Naturgy, el holding financiero pone la mirada en Agbar, que en los próximos meses caerá oficialmente en manos de Veolia. El objetivo es negociar con el grupo francés la toma de una participación minoritaria en la firma catalana, según indican fuentes financieras.

La gran batalla por Suez arrancó en 2020, cuando Veolia compró el 29% de la firma a su competidor Engie y la disputa se amplió cuando el año pasado el grupo, ya con ese porcentaje en su poder, decidió lanzar una opa sin negociar sobre el líder francés en servicios medioambientales en febrero de 2020. La oferta fue recibida a cara de perro por Suez, que se defendió con todas sus armas ante la propuesta.

Pero las negociaciones surtieron efecto y el pasado mayo se selló la paz, a cambio de una valoración de 19,85 euros por cada acción de Veolia que valora el 100% de la compañía en unos 13.000 millones de euros. La opa está condicionada a diversas aprobaciones de competencia y su cierre se espera para el próximo enero.

Criteria ha sido, desde la creación de Aguas de Barcelona y hasta 2014, uno de sus accionistas de referencia. La excluyó de Bolsa en 2010 de la mano de Suez, a 20 euros por acción, lo que implicaba una valoración de 3.000 millones de euros. Cuatro años más tarde, Suez compró a Criteria el 24,14% que mantenía Agbar a cambio de un porcentaje en la matriz de la empresa gala (ahora, tiene el 5,8%) y un importe en efectivo, que se situó en 300 millones. Criteria ahora ha decidido aprovechar la opa para desprenderse de su participación en Suez, por la que se embolsará más de 700 millones. La idea es reinvertir, al menos una parte, en Agbar.

Asociación

Fainé no pretende ser el único accionista de Agbar, sino que sus planes pasan más bien por asociarse con Veolia y tomar una participación minoritaria en la compañía.

La operación lleva meses sobre la mesa. Antes del desembarco de Veolia, Suez ya valoraba una rotación de activos que pusiese en el mercado su participada en España. Criteria ya mostró entonces su interés en participar en la operación, si bien esta no se llegó siquiera a lanzar por la eclosión de la guerra en el grupo galo. Una vez firmada la paz entre Veolia y Suez, Criteria volvió a poner el proceso en el congelador. La clave en 2021 ha sido la opa sobre una de sus cotizadas estrella, Naturgy, por el fondo australiano IFM, con quien ha abierto una guerra a cara de perro. El holding decidió no acudir a la oferta –que pagaba 22,07 euros por acción y se ha saldado con una pírrica aceptación del 10,8%– y además se ha embarcado en un aluvión de compras en mercado, que le han dejado con un 26,7% del capital.

Una vez finiquitada la primera escaramuza de la guerra con los australianos, en la que el fondo se ha visto obligado a rebajar sus pretensiones de hasta 22% del capital al 10%, y de dos a un solo consejero, Criteria ya mira más allá. La tensión con IFM se trasladará al consejo, pero entra en otra fase. El primer paso ahora será aguardar a que culmine la opa sobre Suez, aún pendiente de determinados permisos regulatorios. Y después se dispone a iniciar las conversaciones con el nuevo dueño.

Suez no desagrega los resultados por filiales, pero la gestión de agua representa cerca del 40% de su facturación. Aquí es clave Agbar. La icónica empresa barcelonesa participa también en Aguas Andinas, operador de la red de agua en Santiago de Chile, y en otros operadores en Cataluña, Castellón y Aragón

Normas
Entra en El País para participar