Deporte

El Barcelona se endeudará por 1.500 millones para financiar el Espai Barça

El club se da un plazo de cinco años para recuperar el equilibrio patrimonial

Ferran Reverter, consejero delegado del Barcelona
Ferran Reverter, consejero delegado del Barcelona REUTERS

El FC Barcelona pedirá en la próxima asamblea de socios, que se celebrará el 17 de octubre, la autorización para solicitar financiación por 1.500 millones de euros para acometer las obras del Espai Barça, el proyecto que contempla la remodelación del estadio del Camp Nou y de su entorno, incluida la construcción de un nuevo pabellón multiusos. Así lo ha confirmado el consejero delegado del club, Ferran Reverter, que ha explicado este miércoles la situación financiera de la entidad. 

Esa cantidad es la máxima que se contemplaba en el proyecto, iniciado por la anterior junta directiva. Sin embargo, Reverter cree que este estaba "muy infravalorado" y que solo la ejecución de un 5% de las obras ya se ha llevado por delante el 25% del presupuesto. "Renovar el estadio no costará menos de 800 millones, puede llegar a 950. Si le sumas construir el mejor Palau, te pones en 300 o 400 más, además del nuevo campus. Por eso vamos a pedir el límite", ha dicho Reverter. Este ha subrayado en varias ocasiones la "credibilidad" del plan de negocio de la actual junta directiva, presidida por Joan Laporta, que se ha traducido en la concesión de un crédito de 595 millones por parte de Goldman Sachs, a un tipo de interés del 1.98%. "El precio te marca la credibilidad. Otros clubes me han llamado para preguntarnos cómo lo hemos conseguido. Pero nosotros tenemos un activo muy importante, de más de 122 años, que es la marca Barça", ha explicado.

Este considera el Espai Barça un elemento "crucial" para la generación de ingresos futura del club, y ha criticado cómo la anterior junta disparó el gasto en fichajes de jugadores tras aprobar el mayor proyecto de infraestructuras de su historia."En ese periodo se ficharon a 3 de los 5 jugadores más caros de la historia. Solo con cuatro futbolistas se sumaba un coste salarial de 300 millones por temporada. Más que toda la Juventus". Este ha explicado que "no existía previsión" a la hora de planificar los fichajes. "Se firmaban jugadores sin saber cómo pagarlos", ha afirmado. 

El apalancamiento, como ha reconocido el consejero delegado azulgrana, será una de las vías principales que el Barcelona acometerá para recuperar su sostenibilidad financiera. "Tenemos un plan fiable, que nos han comprado las entidades financieras. Nos endeudamos y revertimos la situación. Es un ejercicio profundo, de mucho esfuerzo, y en eso estamos. Son decisiones drásticas que hay que tomar".

Este, además, ha dado un plazo de cinco años para que el club recupere el equilibrio patrimonial, después de declarar unas pérdidas de 481 millones en la última temporada que han llevado su patrimonio a una cifra negativa de 451 millones. El club también ha presupuestado un beneficio de cinco millones para esta temporada. "Beneficios vamos a dar desde este año. Pero calculamos que a partir del quinto año el club recuperará el patrimonio".

Due dilligence e informe forense

El ejecutivo también ha presentado las conclusiones de la due dilligence encargada a Deloitte, que ha aflorado una deuda y otros compromisos de 1.350 millones y que, a juicio de Reverter, pone de manifiesto la "nefasta gestión de la anterior directiva":

Este también ha confirmado que la ausencia de documentación para justificar determinados gastos ha llevado al club a contratar un informe forense que todavía está en curso y que deberá estar resuelto en semanas. El análisis se centra en tres puntos: el Espai Barça, los pagos a intermediarios y el registro de proveedores. Reverter se ha emplazado a que la investigación concluya para decidir si el club tomará medidas legales contra la anterior directiva. "Es algo que deberán decidir los servicios jurídicos", ha resumido.

Normas
Entra en El País para participar