Entrevista a la CBS

La ‘garganta profunda’ de Facebook asegura en la televisión: “Priorizan sus ganancias a la seguridad de la gente"

Frances Haugen, ex empleada de Facebook, reconoció este domingo en un programa de máxima audiencia de la CBS estar detrás de las filtraciones del Wall Street Journal

Frances Haugen, ex empleada de Facebook, y autora de las filtraciones de los documentos de la red social, durante la entrevista en la CBS.
Frances Haugen, ex empleada de Facebook, y autora de las filtraciones de los documentos de la red social, durante la entrevista en la CBS.

Frances Haugen, ex gerente de Producto de Facebook, se desenmascaró este domingo como la denunciante que filtró importantes documentos internos de la red social a The Wall Street Journal. Unas revelaciones que han sumido a la compañía en su crisis más profunda desde el escándalo de Cambridge Analytica, tal como apunta el Financial Times. En una entrevista con la CBS en la madrugada de este lunes, Haugen, ingeniera informática y científica de datos de 37 años, acusó a Facebook de engañar a los usuarios y a los inversores y dijo que el gigante de las redes sociales ha priorizado repetidamente “sus ganancias y crecimiento por encima de la seguridad pública”.

Haugen explicó en el programa de máxima audiencia 60 minutos que había dejado Facebook a principios de este año tras exasperarse con la compañía, que, según sus palabras, había mentido al público, exagerando el progreso que había logrado en la lucha contra el odio, la violencia y la desinformación en su plataforma. 

“Había constantes conflictos de interés entre lo que era bueno para la gente y lo que era bueno para Facebook, y Facebook siempre escogía optimizar su propio interés, ganar más dinero”, aseguró la ex empleada. La garganta profunda de la empresa aseguró tener decenas de miles de páginas de documentos con evidencias de lo que dice. "Tuve que llevarme suficiente [material] para que nadie pudiera cuestionar que esto es real”, dijo durante el programa.

Entre las revelaciones, Haugen habló sobre los disturbios del Capitolio en enero, asegurando que Facebook ayudó a alimentar la violencia. Según declaró, la compañía de Mark Zuckerberg había disuelto prematuramente su equipo de integridad cívica, responsable de proteger el proceso democrático y abordar la desinformación, después de las elecciones estadounidenses de 2020. "Fue el momento en el que pensé, no confío en que estén dispuestos a invertir realmente lo que se necesita invertir para evitar que Facebook sea peligroso", añadió.

Haugen, que ha trabajado en Google y en Pinterest antes de hacerlo para Facebook, donde se incorporó en 2019, aseguró que ha visto "varias redes por dentro y Facebook es sustancialmente peor”. Algunos de los artículos publicados por el Wall Street Journal a partir de los documentos filtrados ponen sobre la mesa los esfuerzos de la compañía para atraer a los usuarios jóvenes a la plataforma en medio de la competencia de Snapchat y TikTok, y sugirieron que Facebook había enterrado investigaciones que encontraron que sus servicios podrían ser perjudiciales para la salud mental de los usuarios adolescentes, particularmente las niñas.

Las revelaciones también incluyen documentos que muestran que las celebridades, los políticos y los usuarios de Facebook de alto perfil fueron tratados de manera diferente por la empresa. Al parecer, las políticas de moderación de la compañía se aplicaron de forma distinta o simplemente no se aplicaron en absoluto a tales cuentas.

Durante el programa de la CBS se conoció que los abogados de Haugen presentaron el mes pasado "al menos ocho quejas" ante la Comisión de Bolsa y Valores en EE UU. Los letrados de Haugen indicaron que habían acusado a la compañía de hacer declaraciones erróneas que afectaron a los inversores.

Una de las filtraciones mostró que Facebook se enfrentaba a una compleja demanda de un grupo de sus propios accionistas, según la BBC. El grupo alega, entre otras cosas, que el pago de 5.000 millones de dólares de Facebook a la Comisión Federal de Comercio de EE UU para resolver el escándalo de datos de Cambridge Analytica fue tan alto porque fue diseñado para proteger a Mark Zuckerberg de la responsabilidad personal.

Sin embargo, las acusaciones sobre Instagram son las que han desatado mayor preocupación para los políticos estadounidenses. Una investigación interna de Facebook, propietaria de Instagram, encontró que esta red social estaba afectando a la salud mental de los adolescentes, pero no compartió sus hallazgos cuando sugirieron que la plataforma era un lugar “tóxico” para muchos jóvenes. Según la información publicada por The Wall Street Journal, el 32% de las adolescentes encuestadas por la compañía dijeron que cuando se sentía mal con su cuerpo, Instagram las hacía sentir peor.

Haugen, que dejó Facebook en mayo, ha pedido a través de sus abogados protección federal para denunciantes a través de la Comisión de Valores y Bolsa de EE UU. Uno de sus abogados, John Tye, aseguró a la cadena de televisión que Facebook, como empresa cotizada, no debe mentir u ocultar información a sus inversores. Además, añadió que la Ley Dodd-Frank, aprobada hace más de 10 años, creó la Oficina del Denunciante dentro de la SEC, y una de las disposiciones de dicha ley marca que ninguna empresa puede prohibir a sus empleados comunicarse con la SEC y compartir documentos corporativos internos con este organismo. 

Tras la emisión del programa, Lena Pietsch, directora de comunicaciones políticas de Facebook, aseguró a través de un comunicado que la compañía respalda sus declaraciones públicas y que están listos para responder cualquier pregunta que los reguladores puedan tener sobre su trabajo. trabajo. 

"Proteger a nuestra comunidad es más importante que maximizar nuestras ganancias", agregó. "Decir que hacemos la vista gorda a los comentarios ignora estas inversiones, incluidas las 40.000 personas que trabajan en seguridad y protección en Facebook y nuestra inversión de 13.000 millones desde 2016".

Facebook ya había estado a la ofensiva antes de la emisión del programa. Nick Clegg, jefe de asuntos globales de Facebook, envió un memorando a los empleados el viernes en el que calificó las acusaciones de "engañosas". También apareció en CNN el domingo para desestimar las afirmaciones como "ridículas", como detalla el FT.

Según su perfil de LinkedIn, Haugen trabajó como gerente de producto en Facebook con sede en Menlo Park desde 2019 en el equipo de integridad cívica y dejó la compañía en mayo. Su carrera también ha incluido períodos como gerente de producto para Pinterest, Yelp y Google.

El mes pasado, Haugen se reunió y compartió documentos con varios miembros del Congreso, incluidos los senadores Richard Blumenthal y Marsha Blackburn. Está previsto que testifique este martes en una audiencia en el Senado. Ella cree que el Gobierno de EE UU debería imponerle regulaciones. “No creo que vayan a invertir suficiente para evitar que Facebook sea peligroso”, insistió Haugen. “Se han dado cuenta de que si cambian el algoritmo para que sea más seguro, la gente estará menos tiempo en la plataforma, clicará en menos anuncios y ganarán menos dinero”. “Facebook financia sus beneficios con nuestra seguridad”, insistió la ex empleada.

Las revelaciones de Haugen han provocado enormes críticas a Facebook durante las últimas semanas por parte de reguladores y legisladores de todo el espectro político, que han exigido más transparencia de sus ejecutivos e información sobre cómo planea abordar sus innumerables desafíos.

La semana pasada, Facebook suspendió sus planes de lanzar Instagram para niños, una versión de la aplicación de fotos para menores de 13 años.

Facebook tiene actualmente 2.800  millones de usuarios, el 60% de todas las personas conectadas a internet del mundo, y vale en Bolsa casi un billón de dólares. 

Normas
Entra en El País para participar