Telefonía

Samsung lanza nuevos móviles plegables con rebaja de precio para agrandar el mercado

Estrena la tercera generación de los Galaxy Z Fold y Galaxy Z Flip, y este segundo baja su precio hasta un 30% frente al modelo anterior. La compañía también lanza su primer reloj con el sistema operativo creado junto a Google

Nuevo Galaxy Z Fold3 con el lápiz óptico.
Nuevo Galaxy Z Fold3 con el lápiz óptico.

Samsung ha presentado hoy dos nuevos teléfonos plegables, los Galaxy Z Fold3 y el Galaxy Z Flip3, con precios de salida más bajos que los modelos anteriores, una estrategia con la que la compañía quiere impulsar la demanda de este tipo de teléfonos y que no sean un producto nicho.

La multinacional surcoreana ha fijado el precio del primero de ellos a partir de los 1.809 euros y de 1.059 euros el segundo, por debajo de los 2.009 euros y de los 1.550 euros con que se estrenaron las versiones anteriores.

La compañía, que lanzó al mercado su primer terminal plegable en 2019, quiere seguir liderando este mercado, “que cada vez va a tener más peso”. En el mercado global en 2020, tres de cada cuatro móviles plegables vendidos ya fueron de Samsung, según CounterPoint Research, y las previsiones es que las ventas de este tipo de smartphones se triplique este año frente al 2020, pasando de 2,7 millones de unidades vendidas a 8,7 millones, según Strategy Analytics. CounterPoint calcula que llegarán hasta los 17 millones en 2022.

“Nuestro objetivo es democratizar la innovación para que llegue a todo tipo de públicos”, subrayan desde Samsung, que también sostiene que hay una demanda de pantallas más grandes a medida que la gente consume más contenido multimedia “y los plegables son la única forma de hacer que las pantallas grandes sean muy portátiles. El obstáculo es el precio”, dijo a Reuters Park Sung-soon, analista de Cape Investment & Securities.

Además de la bajada de precios, Samsung dijo que ha mejorado la resistencia de sus nuevos equipos plegables, ambos 5G. Y explicó que al menos la mitad de las 100 aplicaciones más usadas del mundo están adaptadas al formato y tamaño del Galaxy Z Fold3, el primer móvil de estas características que lanza compatible con el S Pen, el lápiz óptico de Samsung. Hasta ahora solo lo empleaban sus famosos Galaxy Note. Los analistas creen que esta novedad podría hacer que el Z Fold3 pueda llevar a absorber a usuarios actuales del Note.

“Es el primer teléfono plegable que viene con lápiz óptico”, aseguran desde Samsung, que afirma haber trabajado durante varios años para mejorar la digitalización de la pantalla del terminal para poder capturar los trazos de ese accesorio. “Hemos logrado que la latencia (el tiempo entre que pulso la pantalla y veo una acción en ella) sea un 40% menor que en el anterior modelo, el Z Fold2”, añaden desde la compañía.

Según los analistas de Counterpoint, para que los teléfonos móviles plegables se expandan más sus precios deberían bajar hasta los 1000-1.500 dólares y debe ampliarse la oferta por parte de otras empresas en el mercado. La consultora, que espera la entrada de Apple en este terreno para el 2023, señaló en un informe reciente que es difícil que la surcoreana pierda el liderazgo en el mercado de los plegables "dado el aumento de demanda y la falta de competencia. Su mayor rival en la actualidad en este terreno, Huawei, está muy paralizada fuera de China desde hace tiempo".

En cuanto a características más técnicas, el Z Fold3, más pensado para productividad y entretenimiento, tiene una pantalla de 7,6 pulgadas cuando está desplegado y, según Samsung, ofrece una multitarea real para poder gestionar varias aplicaciones a la vez.  El terminal, equipado con el procesador de 5 nanómetros y 8 núcleos Snapdragon 888 de Qualcomm, incorpora una cámara trasera triple (ultra ancha, gran angular y un teleobjetivo), otra frontal de 10 megapíxeles y 2,2 de apertura para selfies cuando el teléfono está cerrado, y otra cámara de 4 megapíxeles bajo la pantalla para utilizarla cuando el terminal está desplegado. “Esta última permite llevar a cabo videoconferencias y permite tener una experiencia más inmersiva, al estar oculta, algo interesante para ver contenidos multimedia”.

En cuanto al Galaxy Z Flip 3, un modelo más pequeño y que mira más el diseño, llega con una pantalla exterior cuatro veces más grande que su antecesor anterior para poder ver más notificaciones o la agenda, por ejemplo, sin desplegar el terminal. La pantalla también incluye una mejora al incorporar una frecuencia adaptable de refresco de 120 Hz, lo que permite una mejor interacción con el dispositivo, que llega en más colores, entre ellos negro, verde, plata y blanco roto.

Nuevo reloj Watch 4.
Nuevo reloj Watch 4.

La bisagra del terminal permite manejarlo en distintos ángulos y el flex mode (el modo de uso de pantalla de Flip) hace posible que las aplicaciones se adapten a una interfaz para poder tener un menú distinto en la parte superior e inferior de la pantalla. Los acuerdos cerrados por Samsung con empresas como Google, Microsoft o Disney+ permiten a la compañía tener un menú específico para este terminal y así utilizar Microsoft Teams, Google Duo o la plataforma de la plataforma de streaming y tener en un lado el vídeo y en el otro el control de la aplicación.

El móvil, que comparte procesador con el otro terminal, viene con una cámara trasera dual y una frontal, y memorias de 128 y 256 gigas y 8 de RAM. Aunque su precio de partida es el señalado de 1.059 euros, el modelo con más memoria sube a 1.109 euros. En cuanto al Z Fold3, el precio de 1.809 euros con 256 gigas sube 100 euros más en su versión de 512 gigas. El SPen, que se ofrecerá como accesorio independiente, cuesta 49 euros, aunque hay una versión Pro compatible con otros teléfonos Galaxy que vale 99 euros.

Ambos smartphones están disponibles desde esta tarde para precompra y llegarán a las tiendas el próximo 27 de agosto. Durante la precompra, la compañía ofrece gratis a los clientes un seguro para el terminal por un año y, en accesorios (funda con SPen y cargador inalámbrico) para el caso del Z Fold3. También ofrecerán la posibilidad de hacer la transacción trayendo un viejo móvil con una valoración extra de hasta 200 euros.

Programa de compra y prueba

Para impulsar las ventas de sus móviles plegables en España, Samsung estrena hoy en el país su programa de compra y prueba, que ya lanzaron con anterioridad en otros países como Reino Unido y Francia, y que da a los clientes 60 días para ver si la tecnología plegable es adecuada para ellos.

La compañía ha anunciado también hoy el lanzamiento de sus nuevos relojes Galaxy Watch 4 y Watch 4 Classic (más premium), los primeros que salen al mercado con el nuevo sistema operativo fruto de la fusión llevada a cabo Samsung y Google de sus respectivos sistemas operativos para relojes (Tizen y Wear OS). Una propuesta que, según la tecnológica surcoreana, permite utilizar todo el potencial tecnológico de Google y su ecosistema de aplicaciones y toda la experiencia de Samsung en el uso de sensores orientados a la salud y el bienestar.

“Hacemos un esfuerzo por introducir cada vez sensores más potentes que permitan al usuario medir más variables, como la frecuencia cardiaca, la presión arterial o medir cual es su masa muscular, o el porcentaje de agua y grasa de su cuerpo”, señalan desde la compañía.

Los nuevos relojes, con autonomía de 40 horas, también ofrecerán nuevas funciones e integraciones con aplicaciones de terceros disponibles para descargar directamente desde Google Play. Para los fans de los deportes, Adidas Running, Strava o Swim.com, y para los amantes de la música, Spotify y Youtube Music, entre otras.

Los Galaxy Watch 4 incorporan por primera vez un procesador de 5 nanómetros, lo que, según Samsung, les permite tener un 20% más de rapidez y tienen un 50% más de memoria RAM que sus antecesores. Estos equipos, que también se ponen en precompra esta tarde, salen en ambos casos en dos tamaños y con tecnología Bluetooth y 4G, y cuestan desde 269 euros y 369 euros (en el caso del Classic), según características.

El último producto anunciado hoy por la surcoreana son los nuevos auriculares inalámbricos Buds2. Es la versión más ligera y más económica de la compañía, pero “no renunciamos a dos altavoces, tres micrófonos y a la cancelación activa de ruido”. Tiene una autonomía de 29 horas. Ya está a la venta y cuesta 149 euros.

Normas
Entra en El País para participar