Reestructuración

La CNMV da luz verde a la macroampliación de Dia por un máximo de 1.028 millones

Los minoritarios tienen derecho a comprar 100 acciones nuevas a 0,02 euros por cada 13 antiguas

Stephan DuCharme, presidente ejecutivo de Dia.
Stephan DuCharme, presidente ejecutivo de Dia. Bloomberg

La CNMV aprobó el viernes el folleto de la ampliación de capital de Dia por un máximo de 1.028 millones de euros, que servirá para que Letterone capitalice créditos por 769 millones y que incluye la opción de que el resto de los accionistas, con un 25,2%, inyecte otros 259 millones en efectivo. Los minoritarios pueden comprar 100 acciones nuevas a 0,02 euros cada una por cada 13 que tengan en cartera. La operación arrancará el 13 de julio, el plazo para suscribir los títulos finalizará el 27 y las nuevas acciones comenzarán a cotizar el 12 de agosto si no hay sorpresas.

La reestructuración de la cadena de supermercados controlada por Letterone, sociedad fundada por el magnate ruso Mijail Fridman, comienza después de que se anunciara en noviembre del año pasado. El objetivo es dotar a la firma de una estructura de capital que le permita afrontar el futuro con un balance sólido. Letterone, que controla el 74,8%, convertirá en capital créditos por 769 millones de euros. El importe de la ampliación triplica su capitalización actual de unos 400 millones.

DIA 0,02 -2,47%

Al cierre de 2020, su patrimonio neto era negativo (-42 millones), lo que en un contexto normal provocaría que la firma incurriera en “causa de disolución”. Pero el Gobierno aprobó una disposición, debido al impacto del Covid-19, que posibilita no contabilizar las pérdidas registradas en 2020 a la hora de hacer este cálculo, lo que permitió a Dia evitar formalmente esta situación.

En la metamorfosis de deuda entran 269 millones de bonos que vencían en 2023 y otros 292 millones que expiran este año, más una línea de financiación supersénior, también concedida por Letternone, por un importe de 200 millones.

Las dos emisiones de bonos fueron adquiridas por Letterone el año pasado. Los minoritarios tienen la oportunidad de mantener su peso en el capital, y, en el caso de no querer hacerlo, podrán vender en el mercado los derechos de suscripción que recibirán.

Una vez que se ejecute la operación, la cadena de supermercados ampliará el vencimiento de un crédito sindicado por 973 millones hasta 2025, cuando en principio expiraba en 2023. Santander, BBVA, Bankia y CaixaBank participan en este crédito, al igual que varios hedge funds que compraron la deuda a entidades como JP Morgan o Commerzbank.

Dilución

Del grado de participación de los accionistas minoritarios, que poco a poco han ido viendo diluida su participación en Dia, dependerá, por tanto, el grado de control que podrá alcanzar Fridman. Este puede llegar al 96% del capital de la compañía una vez capitalice su deuda si los minoritarios no acuden a la ampliación. Una opción extrema, pero hay que recordar que en la ampliación de diciembre de 2019 estos accionistas no cubrieron el tramo dirigido a ellos. En aquella ocasión este fue de 187 millones, de los que estos accionistas suscribieron 138,5. El resto de las acciones fueron colocadas a inversores externos y una parte la cubrió Letterone.

La mayor parte de los minoritarios se han opuesto a esta ampliación. Naturinvest – el family office controlado por Gregorie Bontoux, heredero de Carrefour – y Western Gate reclamaron al supervisor del mercado que revisara los términos de la ampliación por su carácter dilutivo para los minoritarios. Western Gate decía que “es altamente perjudicial para los accionistas minoritarios, y que en ella prevalecen de forma abrumadora los intereses del accionista de referencia Letterone”.

El pasado 28 de junio, Dia revisó sus objetivos de ventas a medio plazo. La compañía anunció que el crecimiento que estimó para el periodo 2021-2023 en mayo del año pasado, cuando comenzaba el proceso de desescalada del confinamiento estricto de abril, “no constituyen actualmente una referencia válida para el seguimiento del desempeño” de la compañía, a tenor de “la evolución de los resultados comparables de los últimos dos meses”.

Los rivales aprietan

  • Cuota de mercado. La empresa explica en los documentos enviados a la CNMV la situación financiera del grupo, que opera más de 6.100 supermercados entre España, Portugal, Brasil y Argentina. Sus datos apuntan a que, en los últimos meses, Dia ha perdido décimas de cuota de mercado en los cuatro países. Actualmente cuenta con un 6,2% de cuota en España; con un 5,3% en Portugal; con un 3,5% en Brasil y con un 13,7% en Argentina.
  • Mercadona. En un folleto de registro, enviado al supervisor también el viernes, Dia avisa de la presión competitiva que existe en España y Portugal como factores de riesgo para su negocio, y citan la reciente entrada de la cadena rusa MERE –especializada en bajos precios y con un modelo de tienda especialmente espartano y austero– y la expansión de Mercadona por suelo luso como ejemplo.
Normas
Entra en El País para participar